Historias De Rock


Byrds



BYRDS

Formados en 1964 en Los Angeles, California, USA
Desaparecidos en 1973

ESTILOS: Country-Rock, Folk-Rock, Psychedelic-Garage, AM Pop, Contemporary Pop-Rock, Folk-Pop
MIEMBROS: Chris Hillman, Clarence White, David Crosby, Gene Clark, Gene Parsons, Gram Parsons, John York, Kevin Kelley, Michael Clarke, Roger McGuinn, Skip Battin
De todos los grupos folk-rock de los años sesenta, The Byrds han sido, sin duda, los mas innovadores e influyentes. Por un tiempo, mediada la decada, detuvieron la invasion britanica que monopolizaba las clasificaciones de exitos estadounidenses y llegaron a ser los dominadores de la escena musical americana. Ademas, The Byrds traspasaron los limites del rock, experimentando formulas que otros grupos adoptarían rapidamente. La misma música tuvo que inventar definiciones como folk-rock, space-rock, country-rock, y las tecnicas de grabación que se experimentaron dejaron su huella en la manera de producir música en estudio. Jim Roger McGuinn (nacido en 1942), Gene Clark (1941) y David Crosby (1941) se unieron bajo el nombre de Jet Set tras una serie de experiencias personales mas o menos fructiferas: McGuinn habla tocado con The Limelighters y con Chad Mitchell Trio; Clark provenía del New Christy Minstrels; Crosby había formado parte de Les Baxter Balladeurs antes de conseguir fortuna como solista de bares.

Los tres se encontraron en el Troubadour de Los Angeles y fueron sin duda los primeros en experimentar el acoplamiento del rock'n'roll de los años cincuenta en el campo del folk. En agosto de 1964, cuando tuvo lugar el encuentro, el folk se estaba transformando en un fenomeno comercial de notables dimensiones, pero tambien se estaba corrompiendo con elementos que los músicos mas puros consideraban como una mixtificación de compromiso. Este era el caso de Chris Hillman (nacido en 1942), que abandonó las actuaciones en bares y el genero folk para trabajar en el campo, mas puro, del bluegrass. El gran exito que The Beatles obtuvieron en todo el mundo por aquellos años condicionó de gran manera el repertorio que McGuinn tocaba en directo: el cantante empezó a incluir sisternaticamente canciones del cuarteto de Liverpool en sus actuaciones, y maduró la idea de formar un grupo. Fue asi corno nacieron los Jet Set.

Con este nombre McCuinn, Crosby y Clark comenzaron a ensayar en Los Angeles. Con ellos estaba el productor Jim Dickson, que ya había grabado un album con el grupo Bluegrass Hillmen, de Chris Hillman. Dickson convence a Hillman para que se una a Jet Set (a pesar de no estar del todo convencido ya que el disco de Hillmen había sido un fracaso), y para que cambie su mando­lina por un bajo electrico japones, instru­mento que Ilegaria a ser fundamental en Ia transformación del sonido del grupo y en la creacion del folk electrico. Pero esto no era suficiente: Dickson estaba conven­cido de que sin un bateria el grupo no podia Ilegar muy lejos; asi pues reclutó a Michael Clarke (nacido en 1944), que re­sultaria el idoneo. Como el productor te­nia los Pacific Studios a su disposición, el grupo pudo grabar una cinta que seria presentada a las grandes compañias dis­cograficas. La grabación, que se titulaba 'Preflyte', se puso a Ia venta en 1969 por el sello Together, para el que se habian he­cho las pruebas.
En esas canciones se pue­de advertir la gran admiración que sentian por The Beatles. Era de esperar, puesto que McGuinn habia ido a ver dos veces 'A Hard Day's Night' para poder captar que tipo de guitarra usaba George Harrison. En otoño de 1964, Jim Dickson consiguió un contrato con Elektra para Jet Set; el grupo cambió su nombre por el de Bee­featers y publicó un single con un tema de Gene Clarke, 'Please let me love you'. Re­sultó ser un fracaso. Pero durante un con­cierto en el Ciro's de Los Angeles el grupo Ilamó Ia atención de un cazatalentos de la CBS, casa discografica que los contrato por mucho tiempo con su definitivo nom­bre, Byrds. Byrds era principal­mente el grupo de Jim McGuinn que, tras su conversion al hinduismo adquiere el nombre de Roger: el briIlante sonido de su guitarra de doce cuer­das y su voz pasmada, ligeramente ronca, Ilegaron a ser las caracteristicas principa­les del grupo.

Pero la aportación de los otros componentes de The Byrds no era indiferente: todos escribian canciones, especialmente Gene Clarke y mas tarde Chris Hillman, y lo hacian individualmente grabando su firma sobre un material muy variado que daria lugar al estilo de The Byrds. El toque country de la formación se fortaleció con la incorporación de Gram Parson. Pero todas estas influencias tienen como punto de referencia a McGuinn que, aun estando en el centro de The Byrds, habia dividido progresivamente los papeles en base a los resultados que deseaba obtener. En la primavera de 1965 The Byrds grabaron 'Mr. Tambourine man' de Bob Dylan. Es el lanzamiento de nuevas argumentaciones sociales y tambien su primer exito. La balada, tocada con instrumentos electricos, tiene un sabor nuevo y muy particular. Es el nacimiento del folk-rock. Aunque existen algunas discrepancias sobre quien participó realmente en la grabación, parece correctamente atribuida a McGuinn y a un grupo de músicos de sesión guiados por Leon Russel.

A los seis meses de su publicación, 'Mr. Tambourine man' sube hasta la cumbre de las listas de exitos, tanto americanas como británicas, afirmando finalmente la Ilegada del folk-rock a la escena musical inglesa. Pero el exito parece tener una vida bastante corta. El segundo single, 'All I really want to do', otra canción dylaniana, se ve superada en Ias listas por la version de Cher. En 1965 The Byrds realizaron su primer LP, 'Mr. Tambourine man', una insólita mezcla de canciones de Dylan, 'Spanish Harlem incident' y 'Chimes of freedom', piezas de folk tradicional, desde Seeger a Parker Charles, y de motivos pop, en general firmados por Gene Clark de inspiración beatleriana. Su tercer single, aquel 'Turn, turn, turn' que tambien canto Pete Seeger, les empujó de nuevo a los primeros puestos de las listas de exitos americanas. Era 1966, Byrds intentaban repetir el exito con canciones firmadas todavía por Dylan y con piezas originales, Ilenas de habilidad formal pero con escaso contenido.
Tras este disco, Gene Clark deja el grupo, Jim McGuinn, como ya se ha dicho, se transforma en Roger, y The Byrds continuan actuando como cuarteto. El tercer LP, 'Fifth dimension', los distancia del folk-rock, y da inicio a sus experimentos electrónicos. Liberados, por asi decir, de la influencia sentimental, lirica y acústica de Gene Clark, The Byrds, con McGuinn a la cabeza, adoptan una linea mas electrica y experimental, Ilena de sugestiones psicodelicas y orientalizantes. El album 'Younger than yesterday', de 1967, Ileva a la perfección absoluta el camino experimental iniciado en 'Fifth dimension' y, al mismo tiempo, presenta a Crosby e Hillman como autores excelentes: del primero son 'Everybody's been burned' y 'Renaissance affair'; del segundo, 'Thoughts and words' y 'Time between'. Textos y música sugieren atmósferas oniricas y "viajes" no propiamente turisticos.

En disco, el grupo nunca había sonado con tal vivacidad, pero en concierto The Byrds resultaban Iúgubres. Las incesantes giras no hicieron mas que acentuar las tensiones interiores del grupo, situación que se agravó debido al creciente deseo de los miembros de huir de la dirección autocratica de McGuinn. La crisis explotó durante la grabación de 'Notorius Byrd brothers', en el invierno de 1967. Crosby se negó a cantar temas "desmotivados" como 'Going back' y 'Wasn't born to follow' del duo de compositores Coffin-King, reclamando la inclusión de temas mas politizados y McGuinn acabó expulsandolo. Tras comprarse un yate se unió a Stills y Nash, dejando a The Byrds con el disco inacabado. El disco lo acabó el trio, con la ayuda de músicos de estudio, y vio la luz en 1968 con una funda polemica: los tres Byrds supervivientes asomados a las ventanas de un establo; la imagen de Crosby, que ya habia posado para la foto, fue sustituida por la de un caballo.

Sin embargo, a pesar de los problemas, el disco fue un exito, ademas de uno de los primeros albumes de alta tecnologia de la era del rock. La acogida de 'Notorius Byrd brothers' hacia pensar, en principio, en el inicio de una nueva etapa hacia un tipo de música mas sofisticado. Pero al contrario, el album fue solamente un parentesis. The Byrds, resurgidos con una nueva formación, tomaron una dirección absolutamente diferente. Entró en el grupo Gram Parsons, reclutado en las filas de la Internacional Submarine Band, y Kevin Kelley sustituyó a Michael Clarke en la bateria; con esta formación el grupo instaló su cuartel general en Nashville, donde fue concebido 'Sweetheart of the rodeo'. El disco, publicado en 1968, fue una ducha fria para los nuevos oyentes: un disco tradicional hecho de buen country-rock, pero con pocas innovaciones. El fracaso comercial de este album minó los nuevos equilibrios internos del grupo.
A McGuinn le parecia haberse desviado hacia el country de Parsons e Hillman. Tomando como pretexto una gira por Sudafrica en la que no queria actuar, Parsons abandona The Byrds y fue suplido por un miembro del equipo tecnico para poder mantener los compromisos con los organizadores; al poco tiempo, tannbien Hillman dejó el grupo para fundar, junto con Parsons, The Flying Burrito Brothers. Su salida devolvió a McGuinn la plena titularidad de Byrds. Para poner las cosas en claro, a partir de ese momento McGuinn se convierte en manager de Byrds, estructurando el grupo como una pequena empresa, de forma que los otros componentes se convierten en empleados, retribuidos con un sueldo. La nueva formación esta compuesta por por Gene Parsons en la bateria, John York al bajo y Clarence White, un guitarrista que habia trabajado en grupos bluegrass como los Kentucky Colonels y colaborado ya con Byrds como músico de estudio.

Estabilizado ya su control sobre todas las actividades del grupo, McGuinn parece perder su temperamento firme y la claridad de ideas mostrada en los primeros trabajos. El nuevo cuarteto graba en 1969 'Dr. Byrds and Mr. Hyde', un LP que tenia el mismo sabor country que el disco precedente, pero que mostraba ideas muy confusas. En el balance parcial del grupo hay que anotar, sin embargo, junto a la desilusión discografica, la intensa mejoria que aportaron los nuevos componentes a las actuaciones en directo. Un relanzamiento inesperado siguió al gran exito de la pelicula 'Easy rider', que tenia en la banda sonora una canción suya; astutamente se publica en 1970 un nuevo album con el titulo de 'The ballad of Easy Rider', que alcanza un discreto exito. Mientras tanto, York tannbien abandona el grupo y es sustituido en el bajo por Skip Battin, que habia sido anteriormente animador de Skip & Flip, duo que se inspiraba en los Everly Brothers.

En 1970 el doble album 'Untitled' reafirma a The Byrds como fuerza vital en el panorama musical. El grupo habia mejorado tanto en el escenario que uno de los dos discos del álbum fue grabado en directo, mientras, la parte de estudio proponia de nuevo a McGuinn como autor inspirado. Con el letrista Jacques Levy Roger realizó temas como 'Chestnut mare', destinado a convertirse en un clasico, incluso en Gran Bretaña y 'Just a season', perfectamente en linea con la clave estilistica, languidamente melancolica de The Byrds. 'Untitled' ilusionó a todo el mundo con la esperanza de que la estabilidad de la formación y la reencontrada vena permitirian a Byrds retomar definitivamente el sonido y el feeling original. Pero no fue asi: los discos siguientes 'Byrdmaniax' (1971) y 'Farther along' (1972) resultan discos desconexos y amanerados, producidos por un grupo en evidente crisis de ideas. McGuinn, abatido, pensó en la disolución de The Byrds, y asi se produjo.
En febrero de 1973, tras posteriores y cada vez mas provisionales formaciones, The Byrds se separaron. Pero al admitir los recientes tallos artisticos, McGuin abre de nuevo Ia posibilidad de volverlo a intentar con la formación original del grupo. De los Byrds originales solo David Crosby habia obtenido un verdadero exito; Hillman y Clark habian realizado albumes bien acogidos por la critica pero dejados de lado por el público. La carrera de Gene Clark es especialmente inquieta. Tras abandonar The Byrds, en 1966, el músico habia tentado Ia suerte, grabando un disco con los Gosdin Brothers; posteriormente, en 1967, entró de nuevo en el grupo de McGuinn durante solo tres semanas, para remediar la salida de Crosby; en 1968 formó un nuevo grupo con Doug Dillard, Bernie Leadon (que despues se unió a The Eagles) y David Jackson. Se publicaron un par de albumes con la empresa Dillard & Clark.

Desde 1969 optó, sin embargo, por la carrera como solista y asi grabó numerosos albumes, el mejor de los cuales sigue siendo quizas 'White light'. Recientemente Clark ha vuelto al escenario discogràfico, tras la grabación de un album con Carla Olson, cantante de los Textones. Pero volvamos a aguel fatidico 1973. Fue David Geffen, el propietario de Asylum, quien consiguió el contrato para un disco de reunion. McGuinn esperaba que, volviendo a reunir a los miembros originales de The Byrds, recuperaría el tiempo perdido y el grupo podria iniciar un nuevo "vuelo". Nació asi el controvertido 'Byrds', publicado en 1973. La critica no fue indulgente, acusó a los cuatro de haber perdido el sentido del equilibrio que conferia una fuerza magica a los primeros discos de The Byrds. A pesar de haber crecido artisticamente lejos los unos de los otros, los músicos no parecian cohesionados como grupo, sino que parecian músicos de estudio, que fue de hecho lo que hicieron en diversos proyectos individuales a lo largo de los años setenta y ochenta.

Byrds cerró asi, bastante melancolicamente, el último acto oficial de Ia historia del grupo. McGuinn tiró la toalla y se dejó tentar por una carrera como solista. Su admiración por Dylan, transformada en amistad, le permitió entrar en la 'Rolling thunder revue' que el cantante organizó en 1975. Realizó un óptimo album en solitario que volvió a poner de manifiesto su talento. Pero tanto en solitario como en sus tentativas por retomar contactos con otros viejos amigos McGuinn estaba destinado a sufrir los mismos altibajos que The Byrds (el discutible 'McGuinn, Hillman & Clark', publicado en 1979, no muestra a los tres en plena forma creativa). Pero en la inconstancia y en la imprevisibilidad de The Byrds, en su incapacidad para encontrar una organización estable, radica parte de la fascinación que despertaron. A pesar de su incapacidad para "estar en la onda", The Byrds permanecen como una pagina inolvidable de la historia del rock. Tras su separación se publicaron numerosas antologias postumas como 'History of the Byrds' (1973), un album doble con temas ineditos, 'The Byrds play Dylan' (1980) y 'Original singles' (1981).
Copyright © 2013 by "Erlantz-Bikendi"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: erlantzbike@gmail.com