HISTORIAS DE ROCK



CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL

Creedence Clearwater Revival
Formados en 1967 en El Cerrito, California, USA
Disueltos en Octubre de 1972

ESTILOS: Rock & Roll, Contemporary Pop-Rock, AM Pop.
MIEMBROS: Doug Clifford, John Fogerty, Stu Cook, Tom Fogerty.

BIOGRAFIA

Creedence Clearwater Revival, aun cuando representa un óptimo ejemplo de la tercera generación de formaciones rock de San Francisco, ha sido mucho más que un simple grupo de la Costa Oeste: la única cosa que tuvo en común con sus contemporáneos fue la geografía. Fue un grupo, en su estilo, a contracorriente, ya que las tendencias prevalecientes en el rock de la Costa Oeste hasta finales de los sesenta eran la exploración psicodélica, los slogans radicales y hippies y una cerebral búsqueda musical. CCR centró su inspiración en el rock'n'roll de los años cincuenta, en el country y en el rhythm & blues, terminando por construir un sonido que llegó a capturar tanto a los fans del pop como a los del rock. Su éxito, tanto en el mercado de los singles como en el de los álbumes, fue extraordinario. CCR estaba formado por dos hermanos guitarristas, John (nacido en Berkeley el 28 de mayo de 1945) y Tom Fogerty (nacido el 9 de noviembre de 1941), más el bajista Stu Cook (nacido en Oakland el 25 de abril de 1945) y el batería Doug Clifford (nacido en Palo Alto el 24 de mayo de 1945). Los cuatro jóvenes californianos empiezan a tocar juntos rock'n'roll a finales de los años cincuenta, mientras frecuentan la escuela superior en El Cerrito, un suburbio al este de la bahía de San Francisco. En el momento de la invasión del beat británico, el grupo se llama Blue Velvets y toca todo el material de éxito de entonces. En 1964, realizó una audición en la compañía discográfica Fantasy, una de las pocas que se estaba moviendo en aquel ambiente en busca de nuevos talentos. Los futuros CCR fueron contratados con la condición de que se cambiaran el nombre por uno más afín a la tendencia beat de la época.

Los jóvenes dudaron y entonces fue la casa discográfica la que les impuso la denominación de Golliwogs, un nombre que significa "muñecos grotescos" y que los muchachos del grupo aceptaron con bastantes reparos. De cualquier manera se rompe el hielo y graban siete singles para Fantasy y su filial Scorpio. Ninguna de las grabaciones fue un éxito; sin embargo, reescuchadas con distancia, demuestran el crecimiento del grupo como mera imitación de The Beatles (como en 'Don't tell me no lies'), pasando por el duro punk de banda de garaje de 'Brown eyed girl', hasta las más refinadas y originales 'Fight fire' y 'Working on the water'. Inicialmente el papel de líder, de voz y de guitarra solista fue para Tom Fogerty, pero a partir de 'Brown eyed girl' las riendas pasaron a manos de John, como anticipación de la importancia que tendría en los años siguientes. Pero en los próximos años no están dispuestos a seguir firmando con el nombre de Golliwogs y así, en la víspera de la Navidad de 1967, los cuatro jóvenes liquidan su tenue unión con el beat inglés y se rebautizan como Creedence Clearwater Revival, nombre que evoca el calor de la bahía, el pantano de Louisiana. Efectivamente, sus raíces, o al menos sus corazones, estaban en el crudo sonido bañado de blues de las más antiguas capitales de la música rock, Memphis, Nueva Orleans y también Nashville. Con esta pasión CCR graba en 1968 su primer álbum para Fantasy, que mientras tanto había sido comprada por Saul Zaentz, un fanático admirador de las virtudes de John Fogerty. El título del álbum es simplemente el nombre del grupo y contiene una serie de clásicos revisados y corregidos como 'I put a spell on you', del loco bluesman negro Screamin' Jay Hawkins, y 'Suzie Q', de Dale Hawkins, además de un grupo de composiciones originales de John Fogerty. El álbum es muy bien acogido por la crítica y, sorprendentemente, se vende muy bien para ser de un grupo desconocido.

Más tarde 'Suzie Q' se edita como single, y en octubre de aquel mismo año consigue la undécima posición en las listas de éxitos americanas de singles. Se lo merecía: 'Suzie Q' es la síntesis perfecta del sonido y de la fórmula musical de Creedence, con su inmediatez y su carácter pegadizo, hecha de una rítmica simple e implacable sobre la que emerge la voz ronca y la guitarra de John. Aún mejor es el siguiente álbum, 'Bayou country', realizado en enero de 1969 y en el que, salvo una versión de 'Good golly Miss Molly', todas las canciones fueron escritas por John Fogerty, con 'Proud Mary' a la cabeza, que inmediatamente llega como single a la cima de las listas de éxitos de medio mundo y se convierte en el manifiesto de Creedence y en un clásico del pop contemporáneo, interpretado, entre otros, por Ike and Tina Turner, Solomon Burke e incluso por Elvis Presley. Con 'Bayou country' empieza a ser claro y evidente que ningún otro autor de la época tenía la misma habilidad con los elementos rock, soul y rhythm & blues como John Fogerty: una voz inconfundible y un autor de canciones que salían del centro de la tierra. 'Green river', el álbum que sale a la luz en agosto de 1969, continúa incrementando la enorme popularidad de Creedence; de él se extraen dos espléndidos singles de gran éxito, 'Bad moon rising' y la canción que da nombre al disco. Pero las sorpresas no acaban ahí, ya que John Fogerty se revela como autor, más que dotado, increíblemente prolífero, cuando en otoño de ese mismo año Creedence saca su nuevo álbum. 'Willy and the poor boys' representa un nuevo paso adelante, el momento en el que John equilibra su vena romántica de juglar con la crítica social obrera (aquel modo de narrar que será después recuperado por Bruce Springsteen y por otros rockeros de Asbury Park) y el compromiso pacifista.
Una canción que, sin duda, merece ser recordada es 'Fortunate son', un punzante y enérgico ataque a los privilegios y a la autoridad, una canción cantada con la voz y escrita con el lenguaje del hombre de clase obrera que tiene moral y dignidad. En esta canción, Fogerty habla por todos, blancos y negros, por todos los nacidos en la parte equivocada de la bahía deSan Francisco. 'Fortunate son' es la cara B de single 'Down on the comer', una canción vivaz con inflexiones gospel y un ritmo contagiosamente martilleante que llega a número tres en las listas de éxitos americanas en diciembre de 1969 y que al final vende más de un millón de copias. El éxito de los singles continúa también lo largo de 1970: 'Travelin' band', 'Lookin' out my back door' y 'Up around the bend' coparon todas las primeras posiciones y se incluyeron en el nuevo álbum, publicado en julio de 1970, 'Cosmo's factory'. El nuevo álbum demuestra la capacidad del grupo para fascinar a todos los públicos. Además Creedence prueba que el raga-rock al estilo de Grateful Dead se puede sintetizar en una sola canción de 11 minutos de duración, tal como lo demostró en la inolvidable versión de 'I heard it through the grapevine', un clásico del sello Tamla-Motown. Pero los críticos rock empiezan a cansarse de la aceptación unánime que aleteaba en torno al grupo y deciden atacar a Creedence acusándole de comercialidad y de escasa atención a la experimentación creativa. Más que ignorar las críticas, Fogerty hace que el grupo dé un pequeño paso en falso con el álbum 'Pendulum', que intenta extender las fórmulas de base originales al uso de instrumentos y arreglos experimentales. El resultado es desolador: la velocidad arrolladora de la rítmica, la agresiva guitarra solista y la ronca voz de John Fogerty, que se habían convertido en el sello característico del sonido de Creedence, están empastadas por un órgano chirriante y confundido entre saxos y vibráfonos. Llegamos así al año 1972 y a un nuevo álbum, 'Mardi gras', el último y el más desastroso, aunque sólo artísticamente hablando, ya que de todas maneras llegó a superar el millón de copias.

Tom Fogerty, un poco desilusionado tras 'Pendulum', había dejado el grupo, y el resto del conjunto reivindica una mayor libertad artística respecto al líder indiscutible hasta ese momento. Como resultado, sólo tres de los diez temas que componen 'Mardi gras' fueron compuestos por Fogerty, el resto fueron escritos y cantados por Clifford y por Cook. Desafortunadamente, la habilidad compositiva del bajista y del batería es limitada, por lo que desde un principio empalidece ante la de Fogerty. Después de algunas discusiones Creedence se disuelve, sin que ello impida a sus miembros estar contentos por haber conseguido siete Discos de Oro y muchos singles de éxito en una carrera que apenas había durado cuatro años. A continuación, Doug Clifford graba en solitario el álbum 'Doug "Cosmo" Clifford', antes de llevar junto a Stu Cook la rítmica de Don Harrison Band, en 1976. Cook se lanza también a la producción, trabajando con Roky Erickson, el singular líder de Thirteenth Floor Elevators. Y Tom Fogerty demuestra un sorprendente gusto y una dosis de eclecticismo tanto en sus álbumes como solista como con el grupo Ruby a finales de los setenta.

Pero es John la verdadera mente creativa que como solista ha dado y continúa dando los mejores y más profundos productos. Su primer lanzamiento, una vez libre de Creedence, consistió en recoger sus temas country preferidos y plasmarlos en un álbum que lleva el misterioso título de 'The blue ridge boys', editado en 1973. Es un álbum particular, pues no hay ninguna anotación en la portada de la primera edición; sin embargo todos reconocen la mítica voz de Creedence. Todo el mundo piensa en una reunión del grupo, pero en realidad es sólo John Fogerty el que toca, canta, hace los arreglos y produce cada nota. Lo hace sin egocentrismo, con toda honestidad, logrando mezclar a la perfección el gospel con el country, el blues con la balada, el ragtime con las canciones de amor y de atmósfera. En 1975 vuelve al rock'n'roll con su segundo álbum como solista, 'John Fogerty'. Al lado de nuevas versiones de clásicos como 'Sea cruise' y 'Lonely teardrops', Fogerty presenta composiciones suyas que volverán a dar la vuelta al mundo: 'Rockin' all over the world', que llegará a ser un éxito cantada por Status Quo, y 'Almost saturday night', que hasta hoy es considerada como un clásico. Un prometedor futuro, pero al año siguiente Fogerty sólo saca el single 'You got the magic', que resulta un fracaso. Después llega un contrato con Asylum y un álbum, 'Hoodoo', que es rechazado por la compañía discográfica y que nunca llega a publicarse. Habrá que esperar hasta 1985, con el álbum 'Centerfield': John Fogerty vuelve a ser el agresivo juglar de los pantanos de Louisiana, rico en referencias musicales al blues-rock más cálido. Las canciones se cargan aún más de imágenes fantásticas y diabólicas, punto central de la tradición popular, en el álbum siguiente, 'Eye of the zombie', de 1986, una nueva cumbre estilística y de ejecución.


DISCOGRAFIA

  • 1968- CREEDENCE CLEARWATER REVIVAL
  • 1969- BAYOU COUNTRY
  • 1969- GREEN RIVER
  • 1969- WILLY AND THE POOR BOYS
  • 1970- COSMO'S FACTORY
  • 1970- PENDULUM
  • 1972- MARDI GRAS
  • 1973- LIVE IN EUROPE
  • 1976- CHRONICLE
  • 1980- THE CONCERT