HISTORIAS DE ROCK


GUNS N' ROSES

Guns'n'Roses
Formados en 1985 en Los Angeles, California
ESTILOS: Album Rock, Hard Rock, Heavy Metal
MIEMBROS:Axl Rose, Brian "Brain" Mantia, Buckethead, Dizzy Reed, DJ Ashba, Duff McKagan, Gilby Clarke, Izzy Stradlin, Josh Freese, Matt Sorum, Paul Huge, Richard Fortus, Rob Gardner, Robin Finck, Slash, Steven Adler, Tommy Stinson, Tracii Guns

A finales de los ochenta, cuando la década parecía destinada a terminar sin grandes sobresaltos musicales, aparecían Guns N' Roses, el grupo más rabioso y cautivador de la escena americana de la década. En ellos, la etiqueta metal es relativa, aunque estos muchachos no aflojan la mano ni se muerden la lengua cuando actúan. Pero el suyo es un rock-blues mezclado con pura dinamita y, sobre todo, su atuendo no es metal. Con otros grupos, los kids (así se define a los jóvenes y jovencísimos fans de este género musical) sólo pueden mirar y escuchar, tal vez soñar ante unos espectáculos tan profesionales; pero luego el concierto termina, y con él la excitación. Sin embargo, con Guns N' Roses el proceso de identificación es total, porque ellos mismos son unos de esos kids, criados rápido y mal. Con pocas canciones en su repertorio, Guns N' Roses han captado la atención del público y de la crítica, pero también han coleccionado un elenco de momentos "caldeados" gracias a la furibunda personalidad de AxI, que viaja en un mini-bus particular porque es incapaz de estar de acuerdo durante demasiado tiempo con los miembros de su propio grupo. AxI Rose nació en Lafayette, Indiana, con el nombre de Bill Bailey. A los diecisiete años descubrió que su verdadero padre se llamaba Rose y que era un vagabundo; la madre, abandonada por aquel individuo, se había casado con un cierto señor Bailey.

Pronto Bill se convirtió en un pequeño delincuente, siempre dispuesto a enfrentarse con la policía. Sea como fuere, su gran pasión era la música. Así formó su primer grupo, Axl, y, cuando poco después, la formación se disolvió, cambió su nombre por el de W. Axl Rose.Su mejor amigo es el guitarrista lzzy Stradlin, al que conoce desde sus tiempos escolares: "Mi primer recuerdo de Axl es cuando corría perseguido por un grupo de enfurecidos profesores. Yo me preguntaba qué diablos podía haber hecho para desatar tanta furia: ahora sé que es capaz de todo". Stradlin fue el primero en trasladarse a Los Ángeles y entrar en los grandes círculos musicales. En la vigilia de Pascua de 1980, Axl, fugado de su casa, se reunió con él. Juntos comenzaron a escribir canciones, al tiempo que vivían intensamente las noches y formaban un grupo llamado Hollywood Rose, que se disolvió poco después. Entonces entraron en escena Slash, Steven Adler y Duff McKagan. Slash (Saul Hudson), nacido en Gran Bretaña; gran bebedor de vodka, es un óptimo talento guitarrístico; Duff proviene de Seattle, ciudad en la que había tocado la batería en treinta y un grupos en un período de seis meses, dando muestra de su clara inestabilidad profesional. Los cinco alquilaron un apartamento de una sola habitación, pero con una amplia terraza donde podían ensayar libremente sin molestar. Actuaban en pequeños clubes y pronto se crearon fama de grupo agresivo y capaz de transmitir muchas emociones. Si no tocaban en un local, lo hacían en casa, organizando fiestas que se transformaban en orgías a base de sexo, alcohol y drogas diversas. Finalmente, su nombre llegó a oídos de los agentes discográficos de Feggen, que inmediatamente los pusieron bajo contrato, pagándoles, mientras tanto, setenta y cinco mil dólares como anticipo.

Sin embargo, ningún productor quería trabajar con ellos, porque tenían tendencia a alzar la voz y, sobre todo, a llegar a las manos. Tim Collins, manager de Aerosmith, lo intentó pero en su primer encuentro cometió el error de dejarlos solos en la habitación de su hotel durante una hora: al día siguiente se encontró con que habían cargado 450 dólares a su cuenta, por el importe de unas cuantas copas. A pesar de este incidente Collins los llamaría unos meses más tarde, como teloneros de los conciertos de Aerosmith. Precisamente esta gira, realizada pocos meses después de la salida de su primer álbum, 'Appetite for destruction' (1983), se convertiría en un óptimo trampolín para el lanzamiento del grupo. El disco, un concentrado de energía rock, no salió por todo lo alto, pero llegó a superar los doce millones de copias vendidas, llevando a Guns N' Roses al Olimpo de la industria musical. En 1988 publicaron un álbum titulado 'Lies! The sex, the drugs, the violence, the shocking truth', que contiene cuatro canciones grabadas en 1986 para una compañía independiente y cuatro temas acústicos que revelan una faceta entonces desconocida del grupo. El éxito de la banda no dejaba de suscitar polémicas. Sus canciones no son precisamente novelas de folletín. Axl ataca a la policía, a los negros, a los gays, a las mujeres, a los inmigrantes. Pero sus palabras no parten de ninguna ideología y mucho menos de una intención política. Sólo son las impresiones de un muchacho mal criado que de pronto se encuentra con la dureza de la vida. Un artículo publicado en Rolling Stone (quincenal que les ha dedicado dos portadas en un sólo año) describe las etapas de una de sus giras más animadas.

Atlanta: durante el concierto, Axl agrede a un guardia de seguridad, culpable, según él, de haber ofendido a un amigo suyo. La policía se lleva al cantante mientras que sus compañeros siguen tocando con un roadie al micrófono. Para evitar el proceso, Axl paga una multa altísima. Filadelfia: pocos minutos antes del concierto, Axl la emprende a puñetazos con una vigilante de aparcamientos que, también según su versión, había insultado a su hermano menor. Su manager, Doug Goldstein, interviene, librándolo de la policía justo a tiempo para el espectáculo. "Somos un grupo de chicos que amamos la música y la vida. No nos gusta tener que esperar cuando queremos algo, pero sabemos que nuestro trabajo consiste en hacer felices a los chavales que nos escuchan, que compran nuestros discos y que acuden a nuestros conciertos". Esta es la breve, intensa, y única idea base de la música de Guns N' Roses, un grupo de enorme potencial y con sólo un gran enemigo: ellos mismos.