HISTORIAS DE ROCK


JACKYL

Jackyl

JACKYL

Formados en 1990 en Atlanta, Georgia
ESTILOS: Hard Rock, Southern Rock, Hair Metal, Heavy Metal
MIEMBROS:Chris Worley, Jeff Worley, Jesse James Dupree, Jimmy Stiff, Roman Glick, Tom Bettini


BIOGRAFIA

Al contrario que la mayoria de bandas, Jackyl apoyan sus tours con la edición de nuevo material de estudio, y no al reves. El grueso del tiempo transcurrido desde su formación a finales de los '80 lo han dedicado a viajar a lo largo y ancho de la geografia norteamericana, ya fuese para tocar en clubs, festivales multitudinarios o concentraciones de motoristas, en solitario o dentro de un paquete de bandas . El escenario es el habitat natural de esta banda de animales a los que por error se metió en el saco de las hair bands ('¡si nunca noshemos puesto laca en el pelo!' aseguran), cuando lo suyo siempre ha estado mas próximo al clasicismo de las grandes bandas de los 70s, aunque hay quien los ha tildado de southern rock al estilo redneck. Etiquetas al margen, en la actualidad me parece irreal que Jackyl triunfase en la Norteamerica de la era grunge. Cierto que nunca se codearon en las listas con Stone Temple Pilots o Pearl Jam, pero su repercusión tampoco fue insignificante. Si, tanto AC-DC como Aerosmith conseguian colocar sus nuevos trabajos en lo mas alto de los charts, pero que unos desconocidos salidos de lo mas profundo de Atlanta consiguiesen causar tanto revuelo resulta casi milagroso. A pesar de contar con el apadrinamiento de todo un peso pesado de la indus-tria como John Kalodner, los meritos tambien fue-ron propios. Se lo pasaron en grande a base de escandalos, tropiezos con la ley y actitud suicida, Ilegando a irritar a los mismisimos Lynyrd Skynyrd.

Las salidas de tono eran su constante; algunas inofensivas (como la ocasión en que el vocalista Jesse James Dupree subió su Harley al bus de gira), otras mas peliagudas (como el incidente acontecido en el Longhorn Steakhouse). Su puesta en escena tampoco es de las que dejan indiferente, merced al uso de unos gadgets polfticamente incorrectos: pies de micro con alojamiento para rifles, cables a modo de latigos, disparos al aire y una amenazante motosierra fueron, y son, las armas de su guerra particular. Pero sus bazas no estan limitadas a estos artilugios, no. Su música esta ahi para convertir a los infieles. Aunque trabajo les esta costando...Los inicios, como siempre, fueron duros. Con base en Georgia , los hermanos Worley, Jeff y Chris, junto a Tom Bettini, Jim Stiff y Jesse James Dupree invirtieron un afio entero en recorrer el circuito de clubs de la Costa Oeste con el fin de labrarse un sólida reputación de banda de directo. Alcanzado ese estatus, su suerte da un vuelco cuando John Kalodner presencia uno de sus incendiarios shows, fichandolos de inmediato para Geffen Records. El olfato de este perro viejo, que cuenta en su cartera con la mitad de las leyendas del negocio, no podia fallar. Deforma inmediata, Kalodner se convierte en el sexto miembro de la banda, casi en su consejero espiritual. En abril de 1992 vuelan a Los Angeles, encerrandose un mes en los estudios para, bajo la batuta de Brendan O'Brian, facturar once temas influenciados por James Cagney, Gene Simmons, Elvis y los telepredicadores.

El coctel molotov estalla cuando se pone a la venta. La acogida del púiblico es entusiasta, colocando el disco en el numero 76 del Billboard y cosechando doble platino. Un logro mas que justificado a un trabajo bien hecho. El disco no puede comenzar de forma mas prometedora. Un riff que evoca a Led Zeppelin, ZZ Top y AC-DC solo puede presagiar lo mejor, y '1 Stand Alone' lo confirma sin ningún genero de duda. Hard-rock de primera fila, con actitud arrogante y chulesca, y con muchas dosis de humor. Música atemporal, en definitiva, que años despues de su edición aúm se muestra capaz de soportar la embestida de doce mas. Un disco con dos caras bien diferenciadas, en el que la primera reúne los cinco hits que la banda consiguió en su primer asalto, aunque, todo sea dicho, algunos temas del otro lado hubiesen seguido el mismo camino de haberse lanzado como sencillo. El segundo corte es uno de sus himnos por excelencia, 'Dirty Little Mind', un tema calenturiento que no te da respiro gracias a su marcado ritmo, su ráfaga de riffs y los gemidos de una femina en celo en su parte central. Con un estribillo cercano at pop, 'Down on Me' muestra la versatilidad de la banda gracias a unos coros de apoyo que personalmente me recuerdan a The Beatles. 'When Will it Rain', a pesar de ser un medio tiempo 100% hard-rockero, cuenta con una elaborada melodia que lo convierte en un tema muy radiable (hablo de Estados Unidos, claro; dentro de nuestras fronteras el buen gusto es un bien escaso). La locura se desata con 'Redneck Punk', una bomba de relojeria que recupera parte de la histeria del Ted Nugent de 'Wango Tango'.
Con un final capaz de acelerar el pulso a un cadaver, el alarido final de Jesse, shut uuuuup!!!, promete dejarte sin habla. No hay tregua ni un segundo. El encendido de una motosierra precede a 'The Lumberjack', el tema que cierra la cara A, y al que deben la fama. El primer blues interpretado con una chainsaw en ristre tenia que saldarse con un éxito... a la fuerza. Y no os creais que el rugir de la herramienta es producto de una labor de estudio. La presencia de la sierra mecánica en sus directos y en su discografia posterior se ha convertido en un elemento mas, no en un simple gimmick. Tal como opina el vocalista Jesse James, es el instrumento mas agresivo, abrasivo, destructor, maloliente y definitivo del Rock'n'Roll. Es todo lo que deberia ser el Rock'n'Roll. Si te pones muy cerca de la salida de los vapores, te acabas colocando. No entiendo como todas las bandas no tienen una. Uno de los números mas esperados de sus shows es el que tiene lugar durante este tema. Un número convertido en ritual que tiene como protagonistas a la motosierra, y un taburete que primero se incendia y luego se reduce a astillas humeantes. Un espectaculo ruidoso que estariamos encantados de presenciar en el Serie Z. La cara B se inicia con 'Reach for Me', muy cercana al sonido de los Aerosmith post 'Pump', y en la que Jesse se permite un guiño a Mr. Tyler imitando su voz.

Siempre se ha dicho de Jackyl que no eran mas que una mera copia de AC/DC, cuando si se escucha su repertorio con atencion (exceptuando algunos temas donde la huella de AC/DC es mas que patente) descubrimos una banda que tiene como referente a los de Chicago. En la misma linea estan los dos siguientes temas, 'Back off Brother y 'Brain Drain', esta con un demoledor solo de harmonica. El tema 'She Loves my Cock' (Ella ama mi polla), definido por Dupree como una dulce balada de amor, pone el punto final al disco, y a la vez, marca el inicio de los problemas para Jackyl. Grupos de feministas los tachan de misóginos, la portada se cubre de adhesivos de Parental Advisory, y Lynyrd Skynyrd acaban por expulsarlos en mitad de su gira ante el temor de que una letra tan explicita pueda ofender a parte de su audiencia, escandalizada del todo ante el comportamiento de Jesse James, que se pasea por el escenario con un pollo de goma clavado en el mastil de una guitarra y realizando movimientos obscenos. Si a eso sumamos el hecho de que la mesa de mezclas de los sureños por excelencia acabó destrozada ante el ataque de una sierramecánica, la cosa no podia acabar bien de ninguna manera. Tampoco tuvo un final feliz su particular forma de compartir su exito con los directivos de las emisoras de Georgia. La cita era en el Longhorn Steakhouse, un restaurante de carnes donde les esperaban los capos del negocio radiofónico. Ni cortos ni perezosos se dirigieron al local para la visita decortesia... ¡armados con sierras mecanicas! El despropósito no sentó muy bien a los ejecutivos, a quienes no les falto tiempo para colocarles un pleito que ascendió a un millón de dolares.

Para empeorar sus relaciones con una de las emisoras locales de radio, en unas declaraciones de JJD por antena justificó su acción apoyandose en que los bistecs alli son tan duros que hay que cortarlos con motosierra; lo que provocó que el restaurante, ante el agravio, amenazase a la emisora con retirar su publicidad. Esta actitud bestial quisieron trasladarla a sus shows, barajando la posibilidad de usar animales, mezclando elementos del circo y los rodeos; una idea que, por el devenir de los acontecimientos futuros, les resultaria inviable financieramente. Pero los escandalos todavian no habian llegado a su fin. Cortes como 'Dirty Little Mind' o 'She Loves my Cock' habian levantado ampollas en los sectores mas reaccionarios del país, presionando para que el dichoso adhesivo de Parental Advisory cubriera la portada de tan magna obra. Pero las organizaciones censoras no estaban preparadas para la particular capacidad de reacción de Jackyl. 'Podeis censurar nuestros discos, pero no nuestros conciertos' fue el slogan utilizado por la banda en sus declaraciones. De esta forma, en un concierto celebrado en Cincinnati, JJD se despoja de sus vestimentas para interpretar su repertorio completamente desnudo. Una ficha policial por exhibición impudica y una noche en el calabozo no amedrentan a nuestro hombre cuando la revista Playgirl le propone posar para deleite de sus fans femeninas. Termina aceptando, pero impone unas condiciones; los textos de apoyo no versaran sobre estúpidas fantasias sexuales, sino sobre su postura contra la censura. La sesión fotografica se realizaria durante un concierto ante cinco mil perso-nas en Long Beach, California, el mismo lugar que veinte años atras sirvió de marco para las andanzas nudistas de Jim Morrison.
Maniobra publicitaria o no, su aparición en las paginas de la revista seguro que les sirvio para introducir en su música a unas cuantas chicas calenturientas. El reportaje marcó el punto y final de las actividades naturistas de Dupree, alegando que sus fans no se alegrarian de verle continuamente sentado en el banquillo de los acusados defendiendo su derecho a la Primera Enmienda, convertido en una especie de Lenny Bruce del hard-rock, en lugar de vaciarse sobre un escenario. Al fin y al cabo, la reivindicación de los derechos civiles no encaja en el discurso de fiesta, sexo y estilo de vida rockero que imparte Jackyl. En el aspecto musical, tras la cesión de un tema inedito, 'Mental Masturbation', en el recopilatorio 'The Beavis & Butt-Head Experience', una extensa gira teloneando a KISS, y una de sus habituales proezas al tocar en tres festivales europeos en veinticuatro horas, es el momento de volver al estudio. Con producción de Bruce Fairbaim, invierten cinco semanas en un estudio de Vancouver para salir con un disco bajo el brazo radicalmente diferente a su carta de presentación. Apesar de las buenas críticas por parte de la prensa musical, el album recibió una pobre acogida por parte de la MTV, que encuestión de un par de años habia cambiado su politica de apoyo al hard-rock clasico; su negativa a promocionar a aquellas bandas de rock que no encajasen en los parametros de lo altemativo no hacian viable su difusión. No podemos predecir que hubiese ocurrido si las condiciones de la cadena no se hubiesen alterado, pero es muy posible que el ejemplo de su debut se hubiese reproducido su segundo trabajo, un disco rebosante de clase y elegancia que adopta, si cabe, un mayor clasicismo.

La única pega que se le puede achacar es la producción, carente de la inmediatez que caracteriza su debut. Los temas mantienen intacta la calidad, pero se resienten de una falta de garra que, sobre todo en los temas mas rockeros, piden a gritos. El grueso del repertorio se compuso en la carretera, lo cual salta a la vista ante el tono de algunos temas, nostalgicos e introspectivos. Pero esto no es Pearl Jam. En cuanto la aguja encauza el surco Jackyl ponen sus cartas sobre la mesa, confirmando que AC-DC siguen siendo una de sus principales influencias. No hay duda que 'Push Comes to Shove' y 'Headed forDestruction', los cortes que abren fuego, suenan mucho mas potentes en vivo (y esta el documento sonoro que facturaron dos años despues para corroborarlo), pero dan testimonio de que la fama y el dinero no han echado a perder a estos cuatreros. Los coros del estribillo en el primero y el duelo de talk-box y motosierra -un tanto anecdótico, todo hay que decirlo- en el segundo los convierten en himnos desde la primera escucha. A continuación, 'My Life' refleja el gusto de Jesse James por The Who, una de sus bandas predilectas, con la omnipresencia de las lineas de bajo a lo largo de toda la escucha. Las arpas de boca y la harmonica al inicio de 'Dixieland' nos conducen mas alla de donde nos llevaron Cinderella en 'Heartbreak Station', y en la que el orgullo sureño campa a sus anchas en una letra cargada de nostalgia. El sleaze toma las riendas en 'Private Hell', y se vuelve aúm mas sucio en 'I Am the 1 Am', donde por momentos suenan en exceso a Guns'N Roses.

La calma nos Ilega con 'Secret of the Bottle', un tema que inicialmente Dupree no queria grabar, y que no desentonaria junto a lo último de Eddie Spaghetti. Delicioso. Compuesto junto a su padre, el clan Dupree nos revela el porque de innumerables borracheras. La sombra de Aerosmith se presenta alargada en 'Chinatown', el tema que cierra el disco, y en 'Back Down in the Dirt', con presencia de metales y estribillo contagioso respectivamente. El paquete de doce composiciones se completa con Ia melódica 'I Could Never Touch you Like you Do' y las rockeras '1 Want It' y 'Rock-a-Ho', dos temas que hubiesen ganado enteros de haberle inyectado mas fiereza. A pesar de no contar con un clip que televisar ni un single que radiar lograron disco de oro, lo que viene a demostrar que ya contaban con una sólida base de fans a sus espaldas. Su contribución a la edición del Woodstock del año '94, con destrozo de guitarras e incendio de escenario incluido, se saldó con un exito rotundo, ganandose el respeto de prestigiosos medios que se deshicieron en elogios hacia la banda al considerarlos el punto algido del evento. A continuación, la expusión de Megadeth del 'Get a Grip Tour' les permite adentrarse en el exclusivo circulo de Aerosmith al acompañarles por diferentes tramos de su gira mundial, alternando periodos de descanso con vueltas a la carretera.
No satisfechos con conocer a una de sus bandas predilectas, ven cumplido su sueño al entablar  amistad con Z.Z. Top durante la gira de presentación de su 'Antenna'. Para JJD aquello tuvo que ser sublime, sabido es que Billy Gibbons esta en lo mas alto de su ranking personal de guitarristas, ademas de ser el detonante que le impulsó a dedicarse a la música. Para colmo, la relación que mantuvieron distó mucho de la que tuvieron con Tyler, Perry y compañia, quienes, aúm mostrandose siempre amigables y atentos, viajaban de una ciudad a otra por separado, sin poder estrechar lazos afectivos; con el trio de Texas no funcionó asi. Despues de arrasar los escenarios, las dos bandas salian de fiesta por clubs y casinos, como buenos amigos. Pero no todos los elementos estaban de su parte. Un cambio del personal de A&R que Ilevaba sus asuntos en Geffen, y la marcha de John Kalodner a Epic les insta a seguir a su mentor hacia la competencia. Las gestiones del cambio de sello imponen un tiempo muerto que les obliga a interrumpir sus actividades. Raudos, se ponen manos a la obra para acortar esa situación, y 'Night of the Living Dead' es el fruto que ve Ia luz en 1996 a traves de la independiente Mayhem Records. Grabado en vivo en la vispera del Fin de Año del 95 en Dallas, el disco es una buena muestra de lo que supone asistir a una descarga de Jackyl. Sin overdubs ni retoques de estudio, el sonido resulta crudo, con idas y venidas de volumen, pero 100%real. Son solo diez temas (uno de ellos totalmente inedito, el disfrutable 'Deeper in Darkness'), pero el placer que proporciona escuchar las parrafadas de Jesse en 'Dirty Little Mind' o la oda a la destrucción en 'The Lumberjack' bien vale el dinero que te pidan.

Hasta que la entrada en Epic no se hizo oficial, la banda sigue ofreciendo shows sin parar. Bruce Dickinson, Damn Yankeesy Slaughter son solo algunos de los nombres con quienes comparten cartel hasta 1997. Finalmente, en agosto de ese año sale a las calles su tercer disco de estudio, 'Cut the Crap', grabado en los Cock of the Walk Studios, el estudio casero de Jesse en Kennesaw (posiblemente la única población del mundo conocido donde e silegal no poseer un arma de fuego). 'Cut the Crap' da inicio con sabor a clasico merced al punteo de guitarra de 'Dumbass Country Boy', una buena tarjeta de presentación coreable y poderosa. Nos metemos de lleno en faena con 'Locked & Loaded', el tema estrella del album. Co-escrito con Brian Johnson en febrero de 1997, pasara a la historia como la primera colaboración de un miembro de AC-DC fuera del seno de la banda. Una colaboración que se remonta a la amistad que entablan durante una fiesta en 1993, en la que les presentó un conocido común. Dupree todavía habla emocionado de aquel momento, y aprovecha para rememorar con pasión de fan las tres noches que pasó haciendo cola, acampado a la intemperie, para poder hacerse con un ticket del 'Back in Black Tour'. Pero no es hasta principios del '97, durante una jam en un local de Florida, que se plantean escribir juntos unos temas.

Dicho y hecho, al cabo de unas semanas se encierran en el pub ingles que Johnson tiene acondicionado en el sótano de su hogar y se inicia unasesión donde el único elemento de discordia fue la disparidad de gustos cerveceros decada uno. Un mes despues, Johnson realiza una visita relampago al estudio de Kennesaw para grabar el tema con los controles a cargo de Mike Fraser, quien recientemente había trabajado con AC-DC en 'Razor's Edge'. Como es de suponer, la esencia de Ia banda de Johnson esta presente en cada una de las notas del tema, con un esquema 100% AC-DC; los coros, los riffs y el ritmo así lo delatan, siendo la producción el único elemento que logra distanciarlos del sonido de los australianos. Reseñar que en varios de los conciertos de la consiguiente gira contaron con Brian para interpretar a duo 'Locked & Loaded' y 'Back in Black'; en el resto de shows, un grupo de asis-tentes suplían al bueno de Johnson.
El siguiente tema, 'Let's Don't goThere', deja entrever la influencia de la voz de Geoff Tate en las partes mas reposadas, y acontinuación, el tema 'Cut the Crap' recupera el concepto de fusión entre mecanica y electricidad, integrando a la perfección los balbuceos de la motosierra con un ritmo pegajoso como un chicle. De lo mejor del disco, sin duda. Casi a la par esta 'Twice as Ugly', un combinado a base de fraseado histerico y coros a lo AC-DC que contiene una estrofa convertida en slogan en las hojas promocionales: 'Here I am, Back again, Bigger than life, Twice as ugly, Twice as loud'. 'Push, Pull', el tema sucio del album, pone el broche de oro con una letra menos explicita que 'Dirty Little Mind' o 'She Loves my Cock', pero que hizo presagiar la presencia de un adhesivo (que no llegó) en la portada. El resto de canciones sigue la linea marcada en sus anteriores obras: un par de temas reposados ('Misery Loves Company' y 'Speak of the Devil') y mas rock'n'roll ('Open Up' y la irónica 'Thanks for the Grammy'), que no pasan de ser temas correctos. Aun así, de adquisición obligada.

La vuelta al sonido de su debut, por desgracia, no se salda con un nuevo exito. Recien iniciada Ia campana de promoción, la fusión de Epic con el sello 550 se salda con graves consecuencias para la banda, que a ojos del nuevo personal son poco rentables. Expulsados de la compañía, es Ia hora de ofrecer otro golpe de efecto. El verano de 1998 fue testigo de la mayor proeza realizada por una banda de Rock'n'Roll, un autentico maratón de sangre, sudor y lagrimas. Dispuestos a aparecer en el prestigioso Libro Guiness de los Records Mundiales, se proponen hacerlo como solo los yankees saben hacerlo: a lo grande. Nada mas y nada menos que cien shows en cincuenta dfas. Nada de descargas brutales de decibelios como Manowar; eso, al fin y al cabo, esta a la mano de cualquiera que quiera gastarse un montón de dinero en equipo. Ellos iban a tomar el camino diffcil. Una prueba de fuego que estaban dispuestos a superar, al precio que fuese. Semejante epopeya apunto estuvo de costarles la salud y su carrera, pero como comen-tarían posteriormente, aquello valió la pena. Con el remolque de un tractor como escenario, tocaban shows de una hora por la mañana y la noche, viajando sin parar. Dupree no recuerda donde empezó todo aquello, pero recuerda con claridad que finalizó en Tampa, Florida. El tour se hubiese desarrollado con total normalidad de no ser por un hecho totalmente imprevisto: unas dichosas elecciones políticas les rompieron la dinamica de dos shows diarios, Ilegando a un punto en el que se vio inviable cumplir el objetivo.

Una llamada a la organización Guiness hizo posible recuperar el tiempo perdido. La solución: ofrecer veintiun conciertos en veinticuatro horas. Demencial. Con un horario ajustadisimo, la jornda que les valdría por un segundo Record Guiness empezó a las 7:30 de Ia mañana en Abilene, un pueblecito de Texas, regalando shows de quince minutos que se sucedian entre pases de greet-and-meet y cambios de audiencia. Durante aquellos agotadores cincuenta dias, se pone encirculación 'Choice Cuts', un recopilatorio que tiene como únicos alicientes versiones de The Beatles ('I Am the Walrus') y Grand Funk Railroad ('We're an American Band'), y que deja fuera un himno como 'Headed for Destruction' lnconcebible. Pero para finales del '98, Jackyl presenta su contraoferta a traves de Shimmer Tone Recording Company: 'Stayin' Alive', con una cubierta que homenajea a John Travolta en 'Fiebre del sabado noche', es un EP de doce temas que recoge jugosas covers ('Gimme Back my Bullets' de Lynyrd Skynyrd, 'Nobody's Fault' de Aerosmith, y 'Live Wire' de AC-DC), cinco temas totalmente ineditos y tres cortes en vivo pertenecientes al 'Cut the Crap Tour'. Lo que pocos podian imaginar es que 'Stayin' Alive' era un caramelo editado con el propósito de hacer mas corto el retiro temporal de la banda. Completamente agotados, cada uno de los miembros de la banda se centra en aquello que considera prioritario: los hermanos Worley se concentran en Super V, un proyecto en una onda Reverend Horton Heat, y en la producción de artistas noveles; Tom Bettini pierde el tiempo intentando formar un grupo paralelo; Jimmy Stiff se dedica a su familia, y Jesse James se lo toma mas en serio, implicandose en dos formaciones. La primera, Marshall Clarke Project no fue mas que un entretenimiento junto a varios componentes de Mother's Finest, una banda de color que practica funk rock, con quienes, a pesar de componer un buen puñado de temas, no grabó material para editar.
La segunda formación adoptó su nombre completo, Jesse James Dupree, y en sus filas encontramos los nombres del bateria John Skinner, del bajista Roman Glick (Brother Cane) y del guitarrista John Hayes (Mother's Finest), quien, ademas de haber colaborado en Marshall Clarke tiene en su haber varios temas compuestos con Jackyl para 'Cut the Crap'. El material grabado con esta formación ve la luz finalmente en junio de 2002, bajo el titulo 'Foot Fetish' (a JJD le gusta llamarlo 'Influences'), y en el, el vocalista de Jacky' se nos revela como un gran apasionado del funk y el soul, citando entre sus favoritos a James Brown y Wilson Pickett. La acogida del público fue bastante buena, alcanzando 'Mainline', el primer sencillo, una respetable posición en las listas de Rock'n'Roll (número veinti-dos). El disco se aleja bastante del sonido de Jackyl, y a mi gusto, solo hay un tema realmente memorable: la version del 'I Gotcha' de Joe Tex. El resto me parece cansino y muy falto de fuerza. Eso si, en la gira correspondiente no se olvidaron de tocar varios clasicos de Jackyl, ni covers mas agresivas, como 'The Real Me' o 'Highway to Hell'. De este último se Ilegó a grabar una version en estudio con solo de motosierra incluido, pero la producción es tan floja que el tema se queda en mera anecdota. La nota cachonda la pone el concurso que se pone en marcha en apoyo a la campaña de promoción, premiando la pareja de pies mas sexy, y la mas callosa. Cada una de las categorias ganó un viaje a Londres a fin de recorrer los clubs fetichistas de la capital. Todo un lujo.

Tras cumplir tareas de telonero para Queensryche en el tramo del medio oeste de su gira, Jesse James intenta volver a poner las cosas en su sitio con Jackyl. Lo primero es un cambio de lineup, abandonando el barco Tom Bettini y Jim Stiff, para dejar paso a Roman Glick; lo segundo, regresar a la carretera con la intención de calentar motores para la grabación del nuevo disco de la banda. Tras un año de composición y grabación en los estudios de Kennesaw, 'Relentless', su primer album autoproducido, esta listo. Abre con mucha fuerza 'If You Want it Heavy (I Weigh aTon)', sentando las bases para lo que se nos viene encima: rock con pelotas. En la misma linea le sigue 'I'm on Fire', con un estribillo que nos confirma que AC-DC siguen siendo una de sus influencias clave. Y haciendolo mas patente nos regalan 'Kill theSunshine', un tema rescatado de la sesión de composición juntoa Brian Johnson, quien, en esta ocasión, no aporta su voz. Si las cosas no se tuercen para Jackyl es posible que podamos disfrutar en el futuro de todos los temas que compusieron a medias. A la altura de sus dos grandes temas con solo de motosierra halla-mos 'Billy Badass', reincidiendo en el uso de maquinaria agricola; lo que demuestra que el rock industrial y el southern rock, por disparatado que pueda parecer, no andan por caminos tan separados. 'Vegas Smile' es otro de los puntales del disco. Lanzado como segundo sencillo tras 'Kill the Sunshine', es un sincero homenaje a todas las strippers que les alegran los sentidos durante las giras. No hay que olvidar que Jackyl es una de las bandas mas pinchadas en los clubs de striptease, habiendo sido reconocidos con ese merito en un par de ocasiones y que dentro de la comunidad del entretenimiento para adultos (del porno, vaya) son muy tenidos en cuenta.

Asi lo corrobora el haber encabezado el show de clausura de los Enterteinment Adult Awards de Las Vegas en un par de ediciones. Los siguientes temas no desmerecen en absoluto: 'Lend me a Hand' es un medio tiempo con unos bonitos arreglos de guitarra; 'Down this Road Before' es otra buena muestra de lo que ellos prefieren denominar country rock (en lugar de la tan manida, y muchas veces equivoca, balada), con una melodía muy cuidada; 'Heaven Don't Want Me' nos sumerge en la tradición mas profunda con una intro de raíces muy americanas; y tanto 'Sparks from Candy' como 'The More you Hate it' son temas potentes y bien construidos, pero sin vocación de himno. No hay que olvidar que durante la grabación del disco tuvo lugar el atentado a las Torres Gemelas, hecho que paralizó las sesiones durante unos dias.
Reanudarlas fue dificil; la moral estaba por los suelos, las buenas vibraciones parecían haberse perdido, pero la rabia corria por sus venas. 'Open Invitation (to Osama Bin Laden)' salió de todo aquello. Para evitar acusaciones racistas salen a la palestra dejando claro que la canción 'no esta dirigida contra ningiin grupo religioso o racial. Es un ataque directo contra el principal responsable' y habra quien opine que tambien contra el oyente. Compuesta en un solo dia a finales de septiembre, al poco de la masacre, la inmediatez se deja sentir clara y fuerte, merced a un estribillo que se deposita en la mente como un poso ('I Hate you Bin Laden' repite sin cesar). El tema se quedó fuera del disco por dos motivos: la negativa de la banda a lucrarse gracias a un crimen tan brutal, y los elevados costes por el pago en concepto de derechos al utilizar una frasede dialogo del film 'Patton' que se puede ofr al inicio de la canción (en el tramo final tambien se puede escuchar un fragmento de un discurso de George Bush Jr.). Su decisión a colgar el mp3 en su pagina web no fue errónea en absoluto, pero les costó el pago de una multa. Por cómico que pueda parecer, las setentamil descargas del tema realizadas en catorce dias colapsaron el servidor de tal forma, que los proveedores del servicio penalizaron con diez mil dólares a la banda por daños y perjuicios. En cambio, su decision de ofrecerla de forma gratuita a todas las emisoras de rock del país solo les ha reportado satisfacción, convirtiendose en la primera canción únicamente disponible en formato mp3 que ha entrado en los charts (concretamente en la posición número cuarenta y seis). Desde la edición del disco no ha habido mas noticias resenables de Jackyl, tan solo la actualización periódica de las fechas de sus interminables giras.

La edición de un dvd esta todavia en pañales, aunque es algo de lo que se lleva hablando años, cuando empezaron a filmar imagenes de sus conciertos. A la espera de la próxima locura solo nos queda especular conque nos sorprenderan en el futuro. Tal vez otro tema coescritocon Brian Johnson, o el primer concierto de Rock en la Luna. Ouien sabe, lo mismo su madre publica un libro contando como ha manejado la carrera de su hijo durante todos estos años, confirmando de una vez por todas el rumor que circula desde que Jackyl posó su sucia pata en el cemento húmedo de nuestro particular Hall of Fame del Rock'n'Roll.