Historias De Rock


Poncho K



PONCHO K

Alfonso Caballero Romero, o lo que es lo mismo Poncho K, es un músico de rock procedente de Sevilla. La música que hace se caracteriza sobre todo por las afirmaciones y la contundencia de sus canciones, todas compuestas por él. El compositor  tiene influencias que van desde Triana o Pata Negra pasando por los extremeños Extremoduro o Albert Pla. Poncho K define su música como "rock con pinceladas flamencas y poesía callejera". Poncho K que empezó haciendo música en la calle, se autodefine como punk rabioso, poeta rockero y superviviente. Rock urbano, lírica de la calle, algún tinte sureño, fidelidad a un estilo manteniendo una evolución constante y carretera para pisar todos los escenarios son las claves que marcan la trayectoria de Poncho K.

Reconocido como uno de los mejores letristas de la escena musical española, Poncho K es un admirador confeso de Miguel Hernández y sus textos desprenden un firme compromiso estético y social. Después de más de una década actuando en todos los escenarios posibles, desde clubs a festivales, su credibilidad ha crecido y sus seguidores, siempre fieles, aumentan concierto a concierto, disco a disco. En este tiempo, Poncho K ha mantenido el aliento creativo por encima de tiempos de crisis, sin desviarse de sus ideas, sin alterar el ánimo ni el espíritu. Poncho K comenzó a los 15 años con la banda punk Desakato y debutó en solitario en 2001 con el álbum 'No quiero empates', al que siguieron 'Destino de pluma y mano', 'Cuantovaqueré', 'Cantes valientes' y 'Una historia con las manos', además de los libros 'Zurraspas' (poesía) y 'Trolo' (prosa). En todos ha mantenido su esencia de rock con pinceladas flamencas, poesía callejera.
Copyright © 2013 by "Erlantz-Bikendi"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: erlantzbike@gmail.com


HISTORIAS DE ROCK


13 MOTOS

13 Motos
Formados en 2000 en Santa Cruz De Tenerife
ESTILOS: Punk-Pop, Punk-Rock
MIEMBROS:Silver, Pistol, Deborah, Edu

BIOGRAFIA

La historia de 13 Motos no es muy diferente a las demás. Pistol, piedra angular en la vida de Silver, invito a este a que formáran otra banda de Rock. Ya habian creado otras bandas como RIP, Familia Real y Ataúd Vacante. Silver propuso crear una banda donde la guitarra y el bajo no fueran conocidos del panorama local, que fueran promesas que asombraran a la gente, y que fueran féminas. La cosa no acaba ahí, tenían que ofrecer una imagen con coreografía. Querían que el publico no apartara la vista del escenario. Hicieron estragos durante una actuación en el Auditorio Adán Martin de Tenerife. Allí todo se hizo realidad, hay un video en la red que lo atestigua. Entonces Pistol sólo dijo; y que!, hagamoslo!. Aparece Deborah, una chica que destacaba por sus alocados fines de semana y por haber actuado en un par de ocasiones como cantante de bandas fugaces. Le plantean la idea. Ella rápidamente hablo de Karol, guitarrista ocasional y virtuosa de la música, con sus estudios de solfeo y todo eso. Estas dos chicas tenían la suerte de vivir la vida con ese humor que todos deseamos tener lo más cerca posible.

Luego vino denominar la banda. Lo de 13 Motos representa la osadía y la rebeldía que llevaban dentro. La lástima fue que la idea original del grupo solo duro un año y algunos meses. Karol abandona y fue sustituida por Carlos Pérez Martín, el que fuera guitarrista del grupo de rock The Merrys. Carlos les dio una época llena de creación. Hicieron unas quince canciones en sólo un año, de las cuales se conservan siete. Con Carlos y Goyo Cairos graban un video clip, 'Bajo el fuego'. Les sirvió para mostrar al público la banda. Pero un día, después de un ensayo, comenta que no puede continuar con la banda y se fue. Durante un tiempo se puso Silver a la guitarra y cantaba a la vez. Deborah invito a otro Carlos, a Carlos Martín, casualidades de la vida llamarse casi igual. Uno de esos guitarras que no le tienen miedo a nada, que tan pronto tocan Heavy como Punk Rock. Lo llevan a Madrid, a tocar con Endika Zulueta. Hicieron dos conciertos y lo petaron. Pero, después de seis meses les abandona. Luego de un corto periodo de tiempo se ponen a buscar otro guitarra. Volvió a ser Deborah quien trajo a un chico que parecía estar a la altura tanto en música como en diálogo. Se trataba de Edu, guitarrista de Comsat, grupo del momento que se habían separado. Un año después consiguen la estabilidad necesaria para grabar y sacar adelante este proyectó.


DISCOGRAFIA