Historias De Rock


Rolling Stones



ROLLING STONES

Formados en Abril de 1962 en Londres, Inglaterra.
ESTILOS: Album Rock, British Invasion, Contemporary Pop-Rock, Hard Rock, Regional Blues, Rock&Roll, British Psychedelia, Psychedelic-Garage, Blues-Rock, British Blues, Dance-Rock, Early Pop-Rock, AM Pop.
MIEMBROS:Bill Wyman, Brian Jones, Charlie Watts, Dick Taylor, Ian Stewart, Keith Richards, Mick Avory, Mick Jagger, Mick Taylor, Ron Wood.
Elton John dijo en una ocasión: 'Mick Jagger es la perfecta estrella pop. Es maleducado, feo pero atractivo, ingenioso y sensual. The Rolling Stones es el grupo pop perfecto; no se interesan por nada que no sea su propia música.' ¿Verdadero o falso? Esto se debería preguntar a sus millones de fans que están repartidos por el mundo. El carisma de Jagger tiene buena parte de culpa del éxito de los Stones, pero con toda seguridad la base está en la música, en ese ritmo afilado frecuentemente aderezado con alguna superficialidad y con algo de crítica social. The Rolling Stones se han enfrentado a todo y a todos. Incluso los divinos Beatles tuvieron que enfrentarse a ellos en una ocasión, y en la carátula de 'Sgt Pepper's lonely hearts club band', hay un muñeco que lleva escrito 'Wellcome to the Rolling Stones'. Es una frase irónica, pero de cualquier modo testimonia la popularidad de Jagger y su banda. Efectivamente, a finales de los sesenta, los mágicos y míticos sesenta, los Stones eran algo más que un grupo de rock, eran creativos, rufianes, espectaculares, provocativos y provocadores.

Además, musicalmente eran una perfecta raza mestiza, cuyos cromosomas fondeaban en las riberas del Mississippi. Al igual que su música, su imagen ha ido cambiando con el tiempo: de las largas melenas caprichosas a los flamantes terciopelos que cegaban los objetivos de las cámaras, a las botas militares y a ese olor a Lord Brummel que siempre ha desprendido Mick Jagger. Y Jagger, con su físico elástico, ha sido el príncipe de la elegancia de más de una generación. A menudo un principe maldito con esas protecciones adheridas a su fina cintura y a sus delgadas piernas. Lentejuelas, trajes de luces, fajas, abundante maquillaje: Jagger ha sabido utilizar la seducción. The Rolling Stones empezaron a rodar en 1962, cuando Keith Richards, Brian Jones, Charlie Watts e lan Stewart eran miembros de varias formaciones ligadas a la Blues Incorporated de Alexis Korner, mítico personaje del movimiento blues británico. Jagger se unió rápidamente a sus amigos, tras ser presentado por Dick Taylor, guitarrista de Pretty Things.

Es curioso el encuentro entre Jagger y Richards, como este último recuerda: 'Una mañana salí de aquel maldito tren y vi a Jagger con unos discos en las manos. Hacía mucho tiempo que no nos veíamos, pero nos reconocimos inmediatamente. Bajo el brazo llevaba trabajos de Chuck Berry, Little Walter, Muddy Waters'. En aquella época, los discos de Berry y compañía eran el pasaporte ideal para entrar en el mundo de los locales de rhythm and blues, locales frecuentados, sobre todo, por jóvenes estudiantes que le pedían a la música emociones fuertes. Uno de esos muchachos era Brian Jones, que estudiaba en una escuela de arte y tocaba el saxo y el clarinete en una pequeña formación de jazz tras descubrir el blues, gracias a Alexis Korner. Durante uno de los conciertos del grupo de Korner en el Ealing Blues Club, Jones conoce a The Blue Boys (el grupo de Taylor), a Jagger y a Richards. Era exactamente lo que deseaba: Jagger empieza a probar con Jones y Stewart y más tarde llega Richards. Naturalmente, éste es un período de grandes cambios. El primer batería fue un tal Tony Chapman y con él los inexpertos Stones empiezan a ofrecer conciertos. Pero Chapman dura poco, por lo que Jagger y Richards deciden insistir con Watts, que estaba algo cansado de tocar con Korner.
Finalmente, Watts se une a la banda después de que su predecesor presente al resto del grupo a Bill Wyman, que, según parece, superó la prueba más por su buena instalación de amplificadores que por su maestría con las cuatro cuerdas del bajo. Con su imagen rebelde y su anhelo de éxito, The Rolling Stones obtienen un contrato para una serie de actuaciones en el Crowdaddy Club, dirigido por Giorgio Gomelski, en Richmond. Estos conciertos dieron mucho que hablar, tanto en lo que se refiere al sonido de los jóvenes, y bastante inexpertos, músicos como en lo referente al interés suscitado entre el público y los colegas del mundo de la música. Precisamente en el Crowdaddy Club los Stones conocen a Andrew Loog Oldham, su futuro manager, un tipo que tenía ideas claras sobre la música y al que le encantaba repetir una frase clave: 'La música pop es sexo y esto es lo que se tiene que mostrar al público'. Los cambios que introduce Oldham son drásticos. Con notable habilidad, acentúa las características aún ocultas de la personalidad de Jagger y sus socios. Empuja a los músicos a expresar una mayor agresividad, una pasión sonora más violenta. Además, Oldham hace que los medios de comunicación se ocupen de sus muchachos, inventando noticias y escándalos, revelándose como un perfecto y muy útil agente de prensa. En 1963, Oldham produce el primer single del grupo, una versión de 'Come on', de Chuck Berry, junto a una versión de 'I want to be loved', de Willie Dixon: el tema era oscuro, pero sólo lo justo para hacerse notar y extender la popularidad del grupo. Ataviados con unas llamativas chaquetas a cuadros, los Stones hacen su primera aparición televisiva en el programa 'Thank you lucky stars', junto a formaciones muy tradicionales.

Esa primera aparición suscitó muchos comentarios y ayudó a 'Come on' a conseguir la cima de las listas de éxitos. Naturalmente, en aquella época el fenómeno Beatles ya había estallado y el Mersey beat era una moda difundida. Pero el contrataque de los Stones es rotundo: en un período en el que todos los grupos intentaban imitar a The Beatles, Jagger y sus compañeros abren un camino totalmente nuevo, que no pasa por las canciones melódicas de The Everly Brothers sino por el sonido duro y sucio de Bo Diddley y Chuck Berry. En la segunda mitad de los años sesenta, The Rolling Stones se ven lanzados al éxito: graban discos repetidamente, aparecen en televisión y se desencadenan las primeras peleas durante sus conciertos. Pero The Rolling Stones también se sometieron a The Beatles cuando, a petición de Oldham, Paul McCartney y John Lennon compusieron el tema 'I wanna be your man'. Con la voz de Jagger este tema entra en las listas de éxitos sólo un mes después de su publicación, un verdadero récord para el mercado de la época. Pero aún hay más, ayudados por su intensa actividad en directo, los Stones llevan 'I wanna be your man' al duodécimo puesto de las listas de éxitos y durante cuatro meses será uno de los discos más vendidos en Gran Bretaña.

En 1964, The Rolling Stones publican dos EP, primer paso hacia el álbum para toda nueva banda. El primero, titulado 'Rolling Stones', coincide con la primera gira del grupo en calidad de protagonista; Jagger y Richards deciden no arriesgarse grabando sus canciones y prefieren grabar material de rhythm and blues americano: temas como 'Money' y 'You'd better move on'. Los resultados son halagüeños, por lo que también publican una versión con mucho ritmo de 'Not fade away', de Buddy Holly. En la grabación participan, en sus distintas tareas, personajes del calibre de Gene Pitney y Phil Spector. El disco llega al tercer puesto de las listas de éxitos, y prácticamente es el despegue para el primer álbum, que también se realizará a base de temas del repertorio americano. Los dos Stones más importantes aún no estaban seguros de su habilidad como autores y las canciones que escribían se las cedían a otros artistas: Marianne Faithfull grabará 'As tears go by' y Gene Pitney, 'That girl belongs to yesterday'. En junio de 1964, el grupo se traslada a Chicago, patria del blues, para grabar en el legendario Chess Records Studio. Allí graban 'It's all over now', de The Valentinos, y cinco canciones para el EP 'Five by five'. El single es el primer tema del grupo que consigue llegar a la cima de las listas de éxitos y el EP también tiene buena acogida gracias a una larga versión de '2720 South Michigan Avenue' (dirección de Chess Records).
El primer álbum de los Stones, titulado 'The Rolling Stones', contiene muchas referencias al blues y espléndidas canciones como 'Route 66', 'Little by little' (escrita por Phil Spector y Keith Richards) y 'Carol'. Esta mezcla explosiva lleva al grupo hacia una gran popularidad. De nuevo en Gran Bretaña, The Rolling Stones ya se han convertido en un afamado grupo: el álbum marcha bien y el calendario de conciertos no prevé descansos. Pero sus conciertos se transforman a menudo en riñas y enfrentamientos violentos, a causa de la excitación que transmiten a su público. Sus primeros conciertos europeos, a los que el público acude bien cargado de cerveza para escuchar la provocación británica (era la fama que tenían) también resultan clamorosos. Incluso el Ed Sulllvan Show, el programa que había consagrado a Beatles y a Elvis Presley, fue arrasado por Jagger y sus amigos (y desde aquel día el programa se separó del rock'n'roll). El año 1965 es el de la consagración de Rolling Stones, gracias a un tema que escala lo más alto de las listas de éxitos, 'Little red rooster', y a un álbum, 'The Rolling Stones 2', grabado entre Chicago, Londres y Los Ángeles, que contiene un buen número de canciones escritas por los Stones.

Pero también llega el primer choque con la autoridad cuando Jagger, Wyman y Jones son sorprendidos haciendo pipí contra la pared de un garaje y son acusados de escándalo público. En este momento la actividad del grupo es desenfrenada y los Stones publican el tercer álbum, titulado 'Out of our heads', el primero que está producido por completo en los Estados Unidos. Desde este álbum se estrecha mucho la relación compositiva entre Jagger y Richards, que entran en una de las fases más ardientes y creativas de su carrera: en este período componen canciones como la dulcísima 'Lady jane' y la martilleante 'Under my thumb', que se convertirá en un clásico de la formación. Estos temas aparecen con fuerza en la primera obra maestra de The Rolling Stones, el álbum 'Aftermath' (abril de 1966), que contiene ecos orientales, lágrimas del rock y ansias de libertad. Pero también hay cierta misoginia en temas como 'Stupid girl', 'Under my thumb' y 'Out of time'. Y en esta época declaran en sus entrevistas frases como: 'No hay razón para llevarse a las mujeres de gira. Mejor dicho, hay una: para barrer'. Tímidamente se va abriendo paso en 'Aftermath' la personalidad de Brian jones, quien, introduciendo inusuales arreglos instrumentales, como el sitar, cubre la función exótica que en The Beatles era desempeñada por George Harrison.

En la versión americana de 'Aftermath' también se incluye la original 'Paint it black' que se caracteriza por el sonido del sitar. El ciclón Stones en 1967 entra en una fase de gran riqueza creativa y dinámica. Tampoco faltan, naturalmente, los enfrentamientos con la justicia: en febrero, 15 policías registran la casa de Richards y confiscan varios tipos de estupefacientes, también Jagger es acusado. Ambos son multados. Por otro lado, Brian Jones es arrestado a causa de las drogas y sufre un colapso poco antes de conocer el éxito de la apelación (en un primer momento fue condenado a nueve meses de reclusión). Un grupo de psiquiatras lo definieron como un joven muy asustadizo y el juez retiró la acusación. Todos estos hechos inspiraron un famoso editorial del tradicionalista Times, titulado '¿Quién está exagerando?', en el que se criticaba la calidad del sistema judicial británico, precisamente a la luz de estos hechos. También son días frenéticos en el plano sentimental: Mick Jagger tiene un largo, intenso y, en ocasiones, dramático romancé con Marianne Faithfull (a la cual está dedicada 'Lady jane'); en la vida del grupo se cruza la bellísima actriz y modelo Anita Pallenberg, que coquetea un poco con todos los músicos de la banda. En este clima de los primeros meses de 1967 se publica el single 'Let's spend the night together', que como cara B incluye otra famosa canción, 'Ruby tuesday'.
La censura, sobre todo la estadounidense, ataca duramente esta canción a causa de las explícitas referencias al sexo. En enero de 1967 se publica un nuevo álbum, titulado 'Between the buttons'. El disco funciona bien pero están cambiando muchas cosas fuera y dentro de The Rolling Stones: continúan los problemas con la autoridad por culpa de las drogas, Brian Jones se hace fotografiar con uniforme nazi, la cultura acida de California se deja sentir también en las riberas del Támesis; Mick Jagger y la Faithfull se unen a The Beatles en una etapa de meditación en la India. Era inevitable que la gran confusión existente repercutiera en la música. En noviembre aparece 'Their satanic majesties request', que combina rock y psicodelia, sueños y magia negra. El disco es un fracaso porque el público, que sólo pedía a los Stones que fueran una banda de R&R, lo rechaza. En mayo de 1968, desaparecen los rumores sobre la crisis del grupo con la publicación del single 'Jumpin' Jack flash', uno de sus temas más famosos. El año 1968 es fundamental: mientras los estudiantes universitarios se lanzan a la calle para expresar su protesta, Stones graban 'Symphaty for the devil'.

El director de cine Jean-Luc Godard filma las sesiones de grabación y las monta con varios complementos políticos, para la película 'One plus one'. Más tarde, Mick Jagger participará como protagonista en la película 'Performance' (1970), de Nicholas Roeg, interpretando el papel de una famosa estrella rock olvidada y en crisis. El álbum que recoge todos los fermentos creativos de aquel año mágico es 'Beggars banquet', que, entre otras canciones, ofrece 'Street fighting man', inspirada en las barricadas parisinas del Mayo francés. 'Beggar's banquet' es la obra maestra de los Stones durante los sesenta, en la que se incluyen temas como 'Dear doctor', 'No expectations' y 'Prodigal son'. También es el disco que marca el definitivo distanciamiento de Brian Jones, cada vez más en crisis a causa de los enfrentamientos con Jagger y Richards, y esclavizado por su drogodependencia. Los Stones tienen el tiempo justo para grabar una película televisiva, 'Rolling Stones rock'n'roll circus', junto a un supergrupo de amigos entre los que están Yoko Ono, John Lennon, Eric Clapton y The Who, ya que en julio de 1969 Brian Jones es encontrado muerto en la piscina de su casa de Sussex. El sustituto es Mick Taylor, un joven guitarrista que venía de los Bluesbreakers de John Mayall. La primera aparición de Taylor con los Stones tiene lugar con motivo del concierto en Hyde Park. Mick Jagger lee, como epitafio y homenaje a Brian Jones, algunos versos de Shelley, soltando miles de mariposas entre la emoción general.

Desgraciadamente, las mariposas eran de procedencia tropical y murieron al cabo de unos minutos. Después del concierto, Jagger vuela a Australia para interpretar su segunda película en calidad de protagonista, 'Ned Kelly', dirigida por Tony Richardson, en la que interpreta el papel de un bandido australiano de finales del siglo pasado. En esta misma época se publica un single de gran éxito, 'Honky tonk women', que prosigue en la línea de una recobrada pasión por el rock'n'roll. La cara B nos ofrece otra canción famosa, 'You can't always get what you want', sin duda una relectura de los sueños juveniles, tres años después del alarido de Jagger en 'Satisfacción'. En noviembre de 1969 empieza una nueva gira por Estados Unidos, plagada de incidentes y polémicas, a causa del precio excesivo de las entradas. El día 7 de diciembre se organiza un concierto gratuito en Altamont (California). Acuden a la cita quinientas mil personas y The Rolling Stones (siguiendo el consejo de Grateful Dead) reclutan un servicio de orden formado por los Hell's Angels. Los incidentes que se produjeron culminaron con la muerte de un joven de color, acuchillado precisamente por uno de los Hell's Angels. Aunque fue una infeliz coincidencia, el nuevo disco del grupo, que se publicó pocos días después del trágico incidente, se titulaba 'Let it bleed' ('Déjalo sangrar').
El álbum es variado: 'Love in vain' es un blues, en el que destaca la guitarra de Ry Cooder; 'Gimme shelter' es un rock tenso; 'Let it bleed' es una balada sentimental. En este disco, Keith Richards aparece por primera vez como cantante en el tema 'You got the silver'. Es el último disco de estudio que graban con Decca, de la que los Stones se separan por la oposición de la compañía discográfica a editar la impublicable 'Cocksucker blues'. De todas maneras Decca seguirá publicando material del grupo procedente de sus archivos. Por el contrario, fue genial la iniciativa de publicar un álbum en vivo con grabaciones de sus conciertos neoyorquinos de 1969. 'Get yer ya-ya's out!', con la evidente intención de contrarrestar el mercado pirata que cada vez era más preocupante. Tras la publicación de este álbum en directo, los Stones realizan una gira europea. El año termina con la discusión del nuevo contrato discográfico, y con un nuevo romance de Jagger, con Bianca Moreno, que terminará en boda en 1971. Ese año, Rolling Stones se trasladan a Francia por motivos fiscales, despidiéndose de Gran Bretaña con unos fantásticos conciertos en Londres. Nace la compañía Rolling Stones Records (distribuida por Atlantic) y en abril sale a la luz el nuevo álbum 'Sticky fingers', con la famosa portada de Andy Warhol que reproduce unos téjanos con una cremallera auténtica que se podía bajar.

Wyman declaró sobre el disco: "Finalmente, presentamos al público aquel blues del que habíamos partido.' En efecto, el álbum es tenso y cautivador, con temas como la prohibida 'Sister morphine', 'Brown sugar' y 'You gotta move'. En esta fase The Rolling Stones dejan de ser "street fighting musicians", para convertirse en personajes de la jet-set. Descolocados por nuevas modas (como por ejemplo el rock progresivo), los blasfemos Stones encarnan la figura del rocker tradicional, después de la separación de The Beates. El año 1972 está lleno de hechos positivos: publican el álbum 'Exile on main street' e inician la gira homónima, de la que se sacarán varios discos piratas, lo que confirma que los Stones se encuentran en forma. 'Exile on main street' ha sido considerado por muchos como el equivalente al álbum blanco, el 'White Album', de The Beatles, un disco que con el tiempo ha ganado éxito e importancia. Entre sus canciones destacan la bellísima 'Tumbling dice', 'Ventilator blues' y 'Sweet Virginia'. Ahora The Rolling Stones están muy acreditados en el mundo de la música: ya no son los portavoces de una generación sino unos músicos (a veces los mejores y otras, pasables) que cantan con un estilo inimitable. ¿Qué cantan? Rock'n'roll, naturalmente.

Y precisamente en homenaje a esta música graban en Jamaica el álbum 'Goat's head soup', uno de los más famosos del grupo gracias, entre otras cosas, a la balada 'Angie', que se convierte en un enorme éxito internacional con la ayuda de un videoclip (uno de los primeros de la historia), que muestra a un suave Mick Jagger moviéndose entre miles de pompas de jabón. Además es la época de los trabajos solistas. Wyman es el primero con 'Monkey grip', mientras que Keith Richards se divierte con su viejo amigo Ron Wood, quien poco después sustituirá a Taylor en la formación. Con los dos guitarristas que se van turnando en las canciones, ve la luz en octubre de 1974 el álbum 'It's only rock'n'roll', salvaje e inspirado, satánico y directo, un disco como hacía tiempo que no se escuchaba. Algunos críticos vieron precisamente en este trabajo la primera piedra del movimiento punk que en un par de años desbarataría las reglas del rock. Quizás sea excesivo, pero seguramente con una postura como ésta The Rolling Stones estaban declarando públicamente que estaban cansados de los oropeles y de la superestructura que apresaba a la música juvenil de los setenta.
En abril de 1975, el guitarrista Ron Wood (ex Faces) se incorpora oficialmente a los Stones con ocasión de la nueva gira americana (la primera después de tres años). Más espectacular pero menos técnico que Taylor, Wood toca en algunos temas de 'Black and blue'. El álbum se publica en la primavera de 1976 (poco después del segundo trabajo como solista de Wyman) y mantiene la línea de los trabajos de la época: ritmos precisos, la voz de Jagger estallando en falsetes, la guitarra abriendo fuego contra la sección rítmica de Wyman y Watts. 'Hot stuff' y 'Hey negrita' ponen de manifiesto los contactos con la naciente moda disco. Una nueva y triunfal gira europea en 1977 proporciona el material para el doble álbum 'Love you live', el último publicado con Atlantic. Rolling Stones firman un contrato de distribución con EMI, que dio su primer fruto con el álbum 'Some girls', en el que se incluye 'Miss you', un desliz disco-rock que hace que el grupo sea apreciado por los asiduos a las discotecas; 'Faraway eyes', un country transformado; y 'When The Whip comes down', con el sabor de azufre satánico de los más típicos Stones.

El disco pone en los ochenta a una formación aún con fuerza, a pesar de las crisis psicológicas, afectivas (Jagger se ha separado de Bianca y ha iniciado una relación con la ex mujer del primer ministro canadiense, Trudeau) y de drogas (sobre todo de Keith). En 1980, llega 'Emotional Rescue', al año siguiente aparece el inmejorable 'Tattoo you', que constituye el leitmotiv de la clamorosa gira mundial de The Rolling Stones, iniciada en septiembre, en Estados Unidos, para llegar a Europa, tras la pausa de invierno, en la primavera-verano de 1982. Precisamente durante el descanso invernal, los Stones publican un nuevo álbum en vivo, 'Still life', fiel grabación de un concierto tipo. Muchos comentaron que ésta sería la última gira, por lo que mucha gente acudió para poder vivir la histórica ocasión de ver reunida en el escenario a la banda de rock más grande de todos los tiempos. La gira dio un empuje importantísimo a la popularidad del grupo. Por otra parte, Jagger da pie a ulteriores rumores, al unirse a la bellísima modelo tejana Jerry Hall, ex compañera de Bryan Ferry. A pesar de los rumores, The Rolling Stones no se separan, y en 1983 llega un nuevo álbum, 'Undercover', que aprovecha el videoclip, y no una gira, como medio de promoción.

Pero es evidente que se ha abierto una nueva fase en la vida del grupo, que firma un nuevo contrato de distribución con la multinacional CBS. El contrato prevé también los primeros álbumes de Mick Jagger en solitario. Efectivamente, en 1985 aparece 'She's the boss', que coge de sorpresa a los otros Stones, quienes no ahorraron sus críticas a Mick. En 1986, el grupo se reúne para crear un gran álbum, 'Dirty work', bien promocionado gracias a los videoclips de 'Hariem shuffle' y 'One hit (to the body)'. También en esta época Jagger se hace notar por su actividad afectiva (dos hijos con la bella Jerry) y artística ('Primitive cool', de 1987); su cara diabólica ya muestra las señales del paso del tiempo, pero el deseo de sorprender y seducir permanece. Todos los miembros de los Stones van camino de los cincuenta con un dinamismo envidiable. Charlie Watts vuelve a su vieja pasión por el jazz y graba discos con una gran orquesta; Bill Wyman protagoniza un escandaloso romance con la joven actriz pop Mandy Smith; Ron Wood presta su mágica guitarra a otros muchos músicos. ¿Y qué hace el satánico Keith Richards? Sigue una vida sana y familiar, casado con la modelo y actriz Patty Hansen, y se opone firmemente a quienes hablan del fin de The Rolling Stones. Tras la edición del memorable 'Talk is cheap' y una gira por los Estados Unidos con su propio grupo, The X-pensive Winos, Richards vuelve a reunir a los cinco Stones en el Caribe para grabar un nuevo álbum, preparar una gira mundial que no se atreven a calificar de despedida y recibir con alegría su incorporación al Hall of Fame.
Durante marzo y abril de ese año se la pasaron con Chris Kimsey grabando en la isla de Monserrat en sesiones diarias de más de 15 horas. A finales de agosto ponen a la venta 'Steel Wheels'. De éste se desprendieron cuatro sencillos: 'Mixed Emotions', 'Rock and a Hard Place', 'Almost Hear You Sigh' y 'Terrifying', los primeros dos en agosto y noviembre de 1989, respectivamente, y los dos últimos en 1990. 'Mixed Emotions' se colocó entre las canciones más populares en las carteleras de Billboard, quinto en Hot 100 y primero en Rock Tracks, su último sencillo en alcanzar estas posiciones. Tuvo buena recepción tanto por el público, que lo ha llevado a ser triple platino en Norteamérica, y por los críticos, que a pesar de no tener la calidad de otros trabajos anteriores, lo resaltaron como un regreso. Con la salida de material, se presentaron en la Estación Central de Nueva York para anunciar una gira mundial, primera en siete años, a la que llamaron 'U.S. Steel Wheels Tour'. Su primer concierto se realizó el 31 de agosto en Filadelfia, primera de 60 fechas en 32 ciudades, y contaron con Living Colour, Guns N' Roses y Sons of Bob como teloneros, sólo estos dos primeros se mantendrían durante toda la gira. En fechas posteriores Axl Rose, Izzy Stradlin, Eric Clapton y John Lee Hooker, se presentaron como invitados especiales.

En febrero de 1990 viajan por primera vez a Japón como parte de su gira, contemplando 10 conciertos en el Korakuen Dome de Tokio. A mediados de ese año emprenden una travesía por Europa, el 'Urban Jungle Tour', iniciando el 18 de mayo en Rotterdam y continuaron por 26 ciudades de nueve países para finalizar con un recital en el Wembley Stadium de Londres en agosto. Para abril del siguiente año publican 'Flashpoint', el álbum en vivo recopilatorio del 'Steel Wheels-Urban Jungle Tour' que incluía las inéditas 'Highwire' y 'Sex Drive'. Con su aparición terminaba su relación contractual con la CBS Records. Tras la finalización de la gira se dedicaron a trabajos solistas. El bajista Bill Wyman abandonó al grupo en 1992. Fue miembro durante 30 años y grabó dos composiciones con The Rolling Stones: 'In Another Land' y 'Downtown Suzie', aunque se acredita en su autobiografía 'Stone Alone' el riff de 'Jumpin' Jack Flash', junto a Brian Jones y Charlie Watts. En 1992 firmaron un acuerdo con la discográfica Virgin Records, que se encargaría de la distribución del material de la Rolling Stones Records y del lanzamiento de sus tres próximos álbumes de estudio.

La agrupación tenía pensado iniciar las grabaciones de un próximo álbum, por lo que comenzaron la búsqueda de un reemplazo para el bajo. Decidieron hablarle a Darryl Jones, miembro de la banda del programa televisivo The Tonight Show, que había trabajado en las giras de Miles Davis, Peter Gabriel, Sting, Madonna y Eric Clapton. Jones, que trabajó con Richards en la grabación de su álbum 'Talk Is Cheap', audicionó y fue escogido por el batería Charlie Watts. Mientras estaban en el estudio, se edita el recopilatorio 'Jump Back: The Best of Rolling Stones', que contiene sus sencillos lanzados entre 1971 y 1989. 'Voodoo Lounge' emerge el 11 de julio de 1994, grabado entre septiembre de 1993 y abril de 1994 en las islas de Barbados y en los estudios de Ron Wood en Irlanda. Fue recibido con entusiasmo por el público, instalándolo en el primer puesto de Gran Bretaña, Austria, Países Bajos, Suiza y Australia y en el segundo de los Estados Unidos, fue múltiple platino en Canadá y USA, platino en Alemania y Oro en Gran Bretaña. La crítica reseñó positivamente el disco, resaltando el retorno a sus conceptos musicales, la ambigüedad de sus canciones, y el predominio de baladas.
El trabajo destacó por su énfasis melódico y el protagonismo que ejerció Charlie Watts con la batería a lo largo de cada una de las canciones. El primero de agosto ponen en marcha su gira mundial 'Voodoo Lounge Tour', que inició en el Robert F. Kennedy Memorial Stadium de Washington, DC, ésta era la primera de las más de sesenta fechas planeadas por América del Norte. El 8 de septiembre realizaron una presentación durante la gala de los MTV Video Music Awards en el Radio City Music Hall, durante la ceremonia recibieron un reconocimiento por su trayectoria artística, el canal incluiría al final del año a su video 'Love Is Strong' en su lista de 'Los 100 videos más pedidos' de 1994. En 1995 la banda visita Latinoamérica por primera vez en el marco de su nueva gira, abarrotando fechas en México, Brasil, Argentina y Chile entre enero y febrero. Durante la 37ª entrega de los premios Grammy su más reciente material discográfico ganó en la categoría Mejor Álbum Rock y el videoclip de 'Love Is Strong' se alzó como vencedor en la categoría de Mejor Video Musical, formato largo.  Entre marzo y julio grabaron 'Stripped' en Tokio, Lisboa, Londres, Ámsterdam y París, para ser publicado el 13 de noviembre. El material se constituía de versiones acústicas de algunas de sus canciones de antaño alternadas con otras extraídas del 'Voodoo Lounge Tour', inspirándose en un disco de Jackson Brown.

El 29 de septiembre de 1997 publican 'Bridges to Babylon', grabado en Connecticut, Londres, Nueva York y Los Ángeles entre diciembre de 1996 y julio de 1997. Contó con una gran gama de productores, encabezados por Don Was, y respaldados por The Dust Brothers (productores de Beck y Beastie Boys), Pierre de Beauport, Rob Fraboni, y Danny Saber (productor de Black Grape). Le precedió 'Anybody Seen My Baby?' como primer single, que se colocó entre las 40 canciones más populares de Europa y llegó al número 3 del Mainstream Rock Tracks del Billboard. El material tiene temas R&B, rock, reggae y blues, con influencias de música electrónica. A mediados de año anunciaron el inicio del 'Bridges to Babylon Tour', que arrancó el 4 de septiembre en Toronto, Ontario, recorrió Norteamérica y paró momentáneamente en el Edward Jones Dome de St. Louis, Misuri el 12 de diciembre. Reanudan la gira el 5 de enero de 1998 en Quebec y concluyeron su paso por la Unión Americana, sólo interrumpido por un par de presentaciones en México, con un espectáculo en Las Vegas, Nevada a mediados de febrero. Después de tocar en Japón, Brasil, Argentina, y de nuevo en Estados Unidos y Canadá, llegan al último tramo de su itinerario, Europa. Con una presentación en el Estadio Ali Sami Yen de Estambul, Turquía el 19 de septiembre ponen un alto momentáneo al tour.
Lanzan 'No Security' el 2 de noviembre, un álbum en vivo que cuenta con varias canciones inéditas en vivo. En enero de 1999 regresan a Estados Unidos con la gira 'No Security Tour', con la idea de realizar presentaciones en lugares cerrados, para no más de 20,000 personas. Reanudan el 'Bridges to Babylon Tour' el 29 de mayo en Stuttgart, Alemania y concluyen la gira el 20 de junio en Colonia. La inactividad de la banda sólo se vio interrumpida cuando Mick Jagger y Keith Richards realizaron una breve aparición en el 'Concierto por Nueva York', celebrado en el Madison Square Garden, con el objetivo de recaudar fondos para las víctimas de los atentados del 11 de septiembre de 2001. Con su presentación el 3 de septiembre de 2002 en el Fleet Center de Boston iniciaron su gira de aniversario denominada 'Licks Tour'. Posteriormente la Virgin Records, en asociación con ABKCO y Rolling Stones Records, publicó el compilatorio 'Forty Licks' el 30 de septiembre, para conmemorar el 40ª aniversario de la fundación de The Rolling Stones. Éste disco doble contaba con cuarenta pistas, treinta y seis de los temas más conocidos de la banda y cuatro nuevas composiciones grabadas en París a mediados de año. El mismo día sale 'Don't Stop' para promocionarlo, con un éxito discreto en las listas de todo el mundo, aunque se ubicó dentro del top 10 de los listados de Japón, Taiwán y Argentina. 'Forty Licks' se convirtió en un éxito inmediato, y al final del año se posicionó entre los discos más vendidos del año, acreditándose triple disco de platino en Estados Unidos y superando la barrera de las seis millones de unidades alrededor del mundo.
Copyright © 2013 by "Erlantz-Bikendi"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: erlantzbike@gmail.com