STRANGLERS

Stranglers
Formados en 1974
ESTILOS: British Punk, New Wave, Punk, Punk-New Wave, Contemporary Pop-Rock, Dance-Rock
MIEMBROS:Dave Greenfield, Hugh Cornwell, Jean Jacques Burnel, Jet Black, John Ellis, Paul Roberts

BIOGRAFIA

De todos los grupos que el punk generó y sepultó en el espacio de poquísimos años, The Stranglers fueron seguramente los que menos asimilaron la estética de este movimiento rock. A diferencia de los demás, su actividad continúa todavía con el mismo estilo, y, bien mirado, el punk de Stranglers fue siempre atípico. Tanto por la edad de sus miembros (el batería Jet Black nació en 1939) como por la historia del grupo, The Stranglers fueron un grupo difícil de catalogar: odiados y amados por la crítica y el público, sin término medio, representaron el espíritu inquieto de los últimos años setenta, y cuando los ochenta disolvieron aquel movimiento como nieve al sol, lograron mantener una alta y original producción musical. Personaje clave en el proyecto artístico de Stranglers es el guitarrista y cantante Hugh Cornwell, nacido en 1949, doctorado en biología, antiguo miembro de Emile &The Detectives y fundador de Johnny Sox en Suecia, donde había trabajado un tiempo. En 1974 Cornwell regresó a Gran Bretaña decidido a dejar definitivamente las probetas para dedicarse al rock. Allí conoció al bajista Jean-Jacques Burnel, cinturón negro de karate, nacido en Londres de padres franceses, y al batería Jett Black. Con ellos y con el teclista Dave Greenfield formó Stranglers en 1975. En los 18 meses siguientes el grupo dio unos 200 conciertos, con regulares apariciones en los locales más importantes; adquirieron una gran experiencia como teloneros en la gira británica de Patti Smith en 1975.

A diferencia de muchos grupos punk que aparecieron en aquel período, Stranglers eran óptimos músicos, es decir, "tocaban", en vez de golpear los instrumentos gritando slogans rimados. Además, la presencia de los teclados a veces aproximaba su música a la de The Doors. En diciembre de 1976 United Artists les ofreció 40.000 libras esterlinas por un contrato en exclusiva. Stranglers aceptaron y en febrero de 1977 grababan su primer single, titulado '(Get a) Grip (on yourself)', que llegó al número 4 de las listas de éxitos británicas. Un par de meses después apareció el álbum 'Rattus norvegicus', que fue aclamado por el público. Con estas primeras canciones el grupo supo imponerse. En sus letras se metían con todo: con el punk convencional y con el modo de hacer y de decir las cosas en aquel tiempo. Por ciertas durísimas palabras dirigidas a las mujeres y al feminismo fueron acusados de misoginia. La selecta ideología del grupo se sustentaba sobre una música refinada, rica en matices y en sonoridad, netamente superior a la producción media de aquel período. El grupo, muy prolífico, editó en septiembre de 1977 su segundo álbum, 'No more heroes', que llegó al segundo puesto de las listas de éxitos, mientras que el single homónimo entró en el Top 10, confirmando su fortuna comercial. En el transcurso de sólo dos años Stranglers habían conquistado un papel relevante en la escena británica, por encima de los demás grupos punk. Sus actuaciones en vivo eran duras, agresivas, descaradas, mientras que sus discos mostraban cada vez un mayor refinamiento. El tercer álbum, 'Black and white' (1978), fue la señal del cambio: en él, los Stranglers, cada vez más distanciados del punk, se muestran originales y autónomos. Dividido en dos caras, una blanca y la otra negra, el álbum es contradictorio: los músicos hurgan en llagas como la xenofobia y el resurgimiento fascista. El disco rozó la cúspide de la lista de éxitos.

Tras el álbum en directo 'Live (x cert)', de marzo de 1979, en octubre del mismo año apareció 'The raven', en el que el viejo sonido del órgano de Greenfield era sustituido por sintetizadores. 1979 fue un año importante: el grupo actuó en Japón y se inició la actividad en solitario de algunos miembros. Cornwell realizó 'Nosferatu'; Burnell grabó 'Euroman cometh'. En cambio, 1980 fue menos afortunado. En Niza, después de un concierto, estallaron desórdenes y las autoridades francesas les acusaron de provocadores. Poco después, Cornwell pasó tres semanas en la cárcel por posesión de droga. Finalmente, durante una gira por América, el grupo cayó en bancarrota. Stranglers estaban a un paso del final, cuando, en febrero de 1981, publicaron 'The men in black', un álbum-concepto de fuertes sentimientos religiosos. Y en noviembre de ese mismo año apareció 'La falle', el primero de sus álbumes en el cual se deja sentir el viento del nuevo decenio, los años ochenta, y que cierra definitivamente su período punk. En este punto Stranglers son una banda de rock a todos los efectos. Los años transcurridos han marcado su evolución hacia una música más tranquila, que encuentra su exaltación en el álbum 'Feline' (1982), que contiene el éxito 'The european female' y señala su paso a la compañía Epic. Tras el disco solista de Greenfield, titulado 'Fire and water' (1983), Stranglers grabaron el óptimo 'Aural sculpture' (1984), que confirmó su tendencia hacia un sonido compacto con canciones pegadizas, pero sin caer nunca en lo banal. En algunos temas, como 'Skin deep', resurge el homenaje a The Doors. Tras una recopilación del período de United Artists titulada 'Off the beaten track', Stranglers grabaron 'Dreamtime' en 1986 y 'All live and all of the ntight' en 1988, un álbum en directo concebido como una recopilación de sus mejores temas, comprendido aquel 'Always the sun' que constituyó el último gran éxito del grupo.


DISCOGRAFIA