HISTORIAS DE ROCK


YARDBIRDS

Yardbirds
Fomados en 1963 en Surrey, Inglaterra
Disueltos en Julio de 1968
ESTILOS: Blues-Rock, British Blues, British Invasion, British Psychedelia, Garage, Regional Blues, R&R.
MIEMBROS: Chris Dreja, Eric Clapton, Jeff Beck, Jim McCarty, Jimmy Page, Keith Relf, Paul Samwell-Smith, Top Topham.


BIOGRAFIA

En 1963 el Rhythm & Blues se ha convertido, en Gran Bretaña, en algo más que una música minoritaria. Había nuevos grupos que nacían inspirándose en el blues eléctrico del Chicago de los maestros negros y que modelaban su imagen pública sobre la gente como The Rolling Stones. Uno de estos jóvenes grupos era The Yardbirds, creado en Londres precisamente en ese año por Keith Relf (nacido el 22 de marzo de 1943, guitarrista y cantante), Paul Samwell-Smith (nacido el 8 de mayo de 1943, bajista), Tony 'Top' Topham (guitarra solista) y Christ Dreja (nacido el 11 de noviembre de 1946, guitarrista rítmico). El primer nombre del grupo fue Metropolis Blues Quartet, pero con la adición del batería Jim McCarty (nacido el 25 de julio de 1943) el nombre definitivo se transformó en The Yardbirds. En su primera época, estos veinteañeros de buena familia interpretaban en sus espectáculos estudiantiles (y raramente en el circuito de los pubs) el sonido clásico del rhythm and blues: ningún tema original, sólo versiones de temas de autores negros americanos. Después llegó la primera deserción importante: Topham decidió proseguir sus estudios en la escuela de arte y abandonó la escena musical. Su puesto lo cubrió un enamorado del blues, el guitarrista Eric Clapton, y el sonido de Yardbirds comenzó a volverse personal, cálido e innovador. Clapton (nacido el 30 de marzo de 1945) era un músico entusiasta desde los tiempos estudiantiles (Kingston School of Art), ya había tocado con grupos profesionales de rhythm and blues como The Roosters y Casey Jones and The Engineers, y, sobre todo, había desarrollado una técnica muy personal en la guitarra en un momento en el que la mayor tarea de un joven guitarrista de blues era la de copiar y recopiar servilmente el estilo de los solos de Chuck Berry.

La entrada de Clapton en el grupo les dio el empuje necesario para ser reconocidos. Se instauró una relación perfecta entre la potente sección rítmica de Dreja, McCarty, Samwell-Smith y el virtuosismo solístico de Clapton. A finales de 1963 la reputación de Yardbirds había crecido de tal manera que sustituyeron a The Rolling Stones como banda fija en el Crawdaddy Club de Richmond. Pero no sólo eso, también se convirtieron en los artistas invitados de los viernes por la noche en el Marquee de Londres, donde fueron presentados como los muchachos del blues más desgarrador. Mientras tanto, Giorgio Gomelsky, hasta poco tiempo antes titular del Crawdaddy Club, se había convertido en el manager de Yardbirds, y precisamente él negoció, en 1964, un contrato con la compañía Columbia. El primer single del grupo, una potente versión de 'I wish you would', del bluesman Billy Boy Arnold, salió en junio de ese año. Pero fue el segundo single, 'Good morning litle schoolgirl', el que hizo entrar por primera vez a Yardbirds en las listas de éxitos. Sobre la ola del éxito, en diciembre se publicó el primer álbum, 'Five live Yardbirds', grabado en directo en el Marquee. Es como la quintaesencia del rhythm and blues inglés: contiene versiones desenfrenadas de clásicos, como 'Too much monkey business', de Chuck Berry y 'l'm a man', de Bo Diddley. El disco contiene, además, las cabalgadas guitarrísticas de Clapton y una atmósfera general de violenta pasión blues. Un sonido salvaje que hizo esfuerzos por subir hasta las primeras posiciones en las listas de éxitos: bajo la guía de Gomelsky, el grupo empezó, tras ese álbum, a diluir las tintas blues y a buscar un sonido más pop, intentando emular el éxito de los Stones. Era el momento de 'For your love', una canción compuesta por Graham Gouldman (que en los años setenta fue uno de los componentes más significativos del grupo 10cc), elegida como tercer single de Yardbirds.

Salió en abril de 1965 y llegó al tercer puesto de las listas de éxitos inglesas, y entró, dos meses más tarde, en las americanas. Significó la consagración del grupo, pero también fue una gran desilusión para el purista del blues Eric Clapton: en efecto, en la grabación de 'For your love' el trabajo de Eric era casi insignificante. Éste concentró toda su inspiración guitarrista en el tema de la cara B, 'Got to hurry'. Para dar madurez a los arreglos de 'For your love', el grupo basó su sonido en los acordes del clavicordio de Brian Auger. Y Clapton, como buen purista desilusionado, abandonó el grupo para realizar blues con los Bluesbreakers de John Mayall. Yardbirds buscaron un sustituto de Clapton y eligieron a Jimmy Page. Page no quería abandonar su fructífera profesión de músico de estudio, y sugirió un posible sustituto que entonces tocaba en el desconocido grupo Tridents, el potente guitarrista Jeff Beck. Beck había crecido, como Clapton, escuchando músicos blues como Muddy Waters y Buddy Guy, pero, a diferencia de él, era más propenso a experimentar nuevas técnicas, a buscar nuevas inspiraciones en diferentes géneros musicales y a poner en práctica las novedades tecnológicas del momento, como el feedback. Más tarde Relf recordaba: 'Jeff era el chico ideal para experimentar nuevos sonidos. Nunca lo habrías convencido para afinar su guitarra: él siempre salía al escenario con su guitarra indefinidamente desafinada y sólo allí, según la inspiración del momento, maltrataba las cuerdas hasta encontrar la afinación justa'. Este estilo indisciplinado pero creativo proporcionó a Yardbirds la oportunidad de entrar en la historia del rock como innovadores decisivos. Con esta nueva formación, Yardbirds volvieron a escalar las listas inglesas, repitiendo el éxito de 'For your love', con otra composición de Gouldman, 'Heart full of soul'.
Eso sucedió en julio de 1965, y la guitarra de Jeff Beck ya se encontraba adaptada al sonido del grupo, lejano del originario rhythm & blues. Con sus notas sostenidas, Jeff subraya los momentos destacados de la melodía. En octubre salió el último single firmado por Gouldman, 'Evil hearted you', pero es la cara B la que da la dimensión de los progresos musicales del grupo: firmada por Samwell-Smith y por McCarty, 'Still l'm sad' destaca por su melodía de atmósfera basada en el canto gregoriano. El camino progresivo se hace aún más evidente en marzo de 1966, con la publicación del nuevo single, 'Shapes of things', firmado por Relf, Samwell-Smith y McCarty. Con el solo ácido, abrasivo, de la guitarra de Jeff Beck, 'Shapes of things' anticipaba el boom del rock psicodélico. El mismo Beck recordaba años más tarde: 'Todos estábamos excitados con este nuevo sonido: surgía espontáneamente, pero después de poco tiempo resultó ser una verdadera escuela. Yardbirds fueron realmente el primer grupo psicodélico'. Y este sonido, que tanto tenía que ver con las instigaciones de la filosofía oriental y con la exploración de los diferentes niveles de conciencia a través de las drogas, se afianzó con la publicación de un nuevo single de Yardbirds, en junio de aquel año: 'Over under sideways down', tema construido sobre fragmentos de una guitarra tocada como si fuera un sitar indio y sobre una línea de canto a base de gritos salvajes. Yardbirds ya habían entrado en el Olimpo de las grandes estrellas, cuando llegaron los primeros problemas. Paul Samwell-Smith empezaba a cansarse de las continuas y agotadoras giras. Era un músico preciso, trabajador, refinado, y no le gustaba la aureola que rodeaba a las estrellas del rock. Su amor por la precisión estaba en total contradicción con la improvisación creativa de Keith Relf y, sobre todo, de Jeff Beck. La tensión estalló durante una actuación, particularmente anárquica, en Oxford en julio de 1966.

Como recuerda Jimmy Page, que estaba entre el público, 'Relf estaba totalmente borracho y se tiraba al suelo rodando por todo el escenario, o si no, se aferraba al asta del micrófono y mascullaba frases sin sentido'. En este momento, Paul Samwell-Smith decidió que ya tenía bastante y abandonó no sólo Yardbirds sino también la música activa, para concentrarse en el papel de productor (produciendo, entre otros, a Cat Stevens). Recurrieron de nuevo a Jimmy Page, esta vez para que asumiera el papel de bajista. Page aceptó y, con la nueva formación, Yardbirds grabaron un nuevo single (el más experimental), 'Happenings ten years time ago', con la guitarra de Beck, que usando el feedback imita la sirena de la policía, y con otros complejos trucos de estudio. El resto es característico del grupo: el primer álbum grabado en estudio, 'Yardbirds', se realizó en cinco días, con un equipo de cuatro pistas, y muchos de los singles (pasados, presentes y futuros) se grabaron en directo: Relf componía las letras mientras el resto del grupo destrozaba los bajos. A pesar de los trucos, o precisamente a causa de ellos, 'Happenings ten years time ago' resultó demasiado experimental para entrar en las listas de éxitos de Gran Bretaña, aunque sí tuvo un discreto éxito en Estados Unidos. Otra vez es la cara B la que llama la atención: 'Psycho daisies', interpretada por Dreja al bajo y Page y Beck en las guitarras solistas. En septiembre de 1966 Page ya había pasado a la guitarra por una imprevista deserción (debida a problemas de salud) de Jeff Beck. Tras la vuelta a la actividad de Beck, los dos decidieron que se podía continuar con esta nueva fórmula. Es así como Yardbirds aparecieron en la película de Michelangelo Antonioni 'Blow up'. La película, con David Hemmings y Vanessa Redgrave, estaba llena de referencias a la moda de Carnaby Street y se centraba en el estilo de vida del Swinging London. Para representara las destructivas estrellas del rock, Antonioni había elegido a The Who, que rechazaron el papel.
La elección recayó entonces en Yardbirds y, en la película, Beck daba lo mejor de sí como competente destructor de guitarras, sobre el modelo que había hecho famoso su colega de The Who, Pete Townshend. En la película, Yardbirds interpretan 'Stroll on', una copia bastante evidente de otra canción, 'The train kept a-rollin'', de Tiny Bradshaw. 'Stroll on' apareció en la banda sonora de la película en 1967 y fue el último testimonio de la colaboración de los guitarristas Page y Beck: a los dos días de la gira de cuatro semanas del 'Dick Clark Caravan of Stars', en octubre de 1966, Beck abandonó definitivamente el grupo, aduciendo como causa una imprevista amigdalitis. Las relaciones entre Beck y el resto del grupo se habían vuelto, en los últimos tiempos, decididamente tensas, seguramente por la presencia de la nueva guitarra solista de Jimmy Page. Precisamente Page recuerda: 'Una mañana iba a entrar en el camerino y vi a Jeff que está a punto de sacudir su guitarra contra la cabeza de Keith. Cuando me vio entrar prefirió destrozar la guitarra contra el suelo. Después miró a Keith y le gritó: '¿Porqué me has hecho hacerlo?' Desde ese momento todos pensamos que Jeff tenía problemas'. Tras el abandono de Jeff Beck, Yardbirds continuaron su trayectoria, siempre en busca de una dimensión propia en las listas de éxitos. Y, para conquistar ese nuevo espacio, confiaron en un productor decididamente pop, Mickie Most, el responsable del gran éxito de Donovan. Most les hizo grabar canciones como 'Ten little indians', de Harry Nilsson, y 'Ha Ha said the clown', un pop inmejorable pero nada adecuado al estilo con el que se habían dado a conocer Yardbirds. La desilusión empezó a cundir entre las filas del grupo y, aunque en Estados Unidos continuaban siendo famosísimos, en su patria empezaban a convertirse casi en unos desconocidos. En enero de 1968 se publicó su último single, 'Goodnight sweet Josephine'.

En junio de ese mismo año, tras un concierto de despedida en el College of Technology de Luton, Yardbirds se separaron definitivamente. Keith Relf y Jim McCarty formaron un dúo de música folk, Together, que grabó un single, 'Henry's coming home', y después se integró en un nuevo grupo llamado Renessaince. El primer disco, 'Renessaince', se publicó en 1969 y contaba con La participación de la hermana de Keith, Jane Rerf, una espléndida cantante. La música del grupo es un refinado art-rock muy lejano del rhythm and blues de los viejos Yardbirds. Pero esta formación tampoco duró mucho: durante la grabación del segundo álbum, de 1970, 'lllusion', el grupo se separó. McCarty formó Shoot y Relf fundó Medecine Head, primero, y The Armageddon, después. En 1976 los dos se vuelven a encontrar con el proyecto de reconstruir Renessaince, pero una descarga eléctrica durante uno de los ensayos mató a Keith Relf. Page y Dreja, mientras tanto, habían seguido en contacto, siempre con la idea en la cabeza de formar New Yardbirds: pero Dreja se cansó en seguida y empezó a dedicarse a la fotografía, mientras que Page seguía puliendo la formación de los nuevos Yardbirds. Contaba con Robert Plant como cantante, John Paul Jones al bajo y John Bonham a la batería: los nuevos Yardbirds no llegaron a nacer, pero sí los novísimos Led Zeppelin. Jeff Beck había dado vida a su personal Jeff Beck Group, con Rod Stewart como cantante. Caminos separados, aunque el espíritu que guió a Yardbirds, el primer grupo que unió el rhythm and blues de los años sesenta y el rock progresivo de los setenta, no ha muerto. En 1984, Jim McCarty, Chris Dreja y Paul Samwell-Smith formaron el grupo Box of Frogs.


DISCOGRAFIA