Historias De Rock


Beatles



BEATLES

Formados en 1957 en Liverpool, Inglaterra
Disueltos en 1970

ESTILOS: British Invasion, British Psychedelia, Contemporary Pop-Rock, Early Pop-Rock, Merseybeat, Psychedelic-Garage, Rock & Roll, AM Pop, Folk-Rock
MIEMBROS: George Harrison, John Lennon, Paul McCartney, Pete Best, Ringo Starr, Stuart Sutcliffe
Antes que surgieran The Beatles, el pop británico era considerado, incluso por sus seguidores, como una especie de capricho bufonesco, una gran imitación del rock'n'roll americano, carente de fascinación, frío y poco excitante. La cultura popular británica estaba fuertemente americanizada en los años cincuenta, y también los jóvenes Beatles se vieron incluidos; eran (como los definió un gran profesor de literatura) unos americanos imaginarios, hijos de la austeridad posbélica, cuyo tiempo libre estaba dominado por símbolos de la influencia americana, o bien por los westerns televisivos, los sueños de Hollywood y de las procaces pin-up al estilo de Marilyn Monroe. Sin embargo, The Beatles contribuyeron a compensar la supremacía de Estados Unidos en el pop, realizando una inolvidable versión británica del rock' n'roll americano. Llegaron en el momento apropiado, cuando la joven generación de posguerra empezaba a ejercer su poder adquisitivo, rechazando la escala de valores de sus padres. La ascensión del grupo de Liverpool coincidió, además, con una explosión de creatividad en otros campos artísticos: la televisión, sobre todo, donde las series de evasión como Perry Mason y Lucy, importadas de Estados Unidos, debían ceder el paso a guiones concretos, crudos y realistas como Coronation Street, producido en Gran Bretaña.

The Beatles contribuyeron a romper las reglas, y desde el principio exhibieron su origen proletario y su gran deseo de asombrar con su rebeldía. En 1955, Mimi, la tía de John Lennon, le compra a su sobrino una guitarra de 17 libras y John, junto a su compañero de escuela Peter Shotton, forma un dúo de skiffle (una blanda mezcla de pop y folk entonces de moda, cuyo maestro era Lonnie Donegan) que toma el nombre de Quarrymen. Este es el principio de la historia de The Beatles. Shotton y Lennon eran aspirantes a teddy boys, aquellos muchachos un poco desordenados y rebeldes que se portaban mal, sobre todo en la escuela. En seguida reclutaron a otros amigos, para añadir a la formación un bajo, un banjo y una batería, y empezaron a participar, sin mucho éxito, en concursos locales. No había duda de quién era el líder: el rudo e intratable John Lennon, un estudiante que obtenía las peores notas, un joven difícil, nacido el 9 de octubre de 1940, y que había sido prácticamente educado por su tía Mimi, ya que su madre, Julia, había preferido vivir su propia vida, tras ser abandonada por su marido, Freddy, durante la guerra. En 1957, The Quarrymen ya han adquirido una cierta experiencia y consiguen contratos en locales para tocar durante las noches de baile. El 6 de julio, el grupo toca en una fiesta en el suburbio de Woolton. Un amigo común les presenta a un chico llamado Paul McCartney, que, desde el primer momento, les causa muy buena impresión. Sabe afinar la guitarra, conoce las letras de canciones como 'Be bop a lula' de Gene Vincent, y toca los acordes de 'Long tall Sally' y de otros temas de Little Richard.

Paul había nacido en Liverpool el 18 de junio de 1942 en una familia de clase media-baja. En 1955, muere la madre de Paul y su padre, Jim, se hace cargo de la educación de sus dos hijos. A pesar de no tener una situación económica buena, el padre hace realidad el sueño de Paul quien, tras haber asistido a un concierto de Lonnie Donegan (celebrado en 1956 en el Empire Theatre), está loco por una guitarra. Y no sólo eso, sino que también le alienta para que siga adelante. Jim McCartney había sido músico y había llegado a tener su propio grupo de jazz en los años treinta, The Jim Mac's Jazz Band. Bajo las directrices de su padre, Paul mejora su estilo, desarrollando su técnica personal con la mano izquierda. Después de aquel encuentro en Woolton, Paul entra oficialmente en The Quarrymen. John y Paul pasan juntos tardes enteras, experimentan e inventan nuevos acordes, e inician una estrecha colaboración que se convertirá en el corazón de la empresa musical de Beatles. A fines de 1957, Lennon y McCartney están capacitados para componer canciones. La primera canción de Paul, 'I lost my little girl', le ofrecerá al grupo en un intento de ganarse su estima. A pesar de una desastrosa prueba con la guitarra solista, la canción fue incluida en el repertorio porque era buena. Lo mismo ocurriría con otras composiciones de Lennon.
A principios de 1958, llega George Harrison. Nacido el 25 de febrero de 1943, era el cuarto hijo de una familia numerosa. Su padre era conductor de autobús y había inscrito a George en la misma escuela que Paul. George tenía un carácter reflexivo, reposado, tranquilo, y vivía con una familia feliz, por lo que no había tenido los problemas familiares de los otros futuros Beatles. En julio de 1958 llega para John el trauma definitivo: su madre muere en un accidente de tráfico. Fue la gota que hizo colmar el vaso. John, que ya odiaba los estudios y la imagen conformista de los estudiantes intelectuales, empieza a beber mucho y su carácter, su sarcasmo burlón y obsceno se acentúa. Hacia finales de ese año, el grupo se identifica con la pasión y el instinto creativo de John. The Quarrymen empiezan a usar el nombre, más a la moda, de Johnny and The Moondogs. Sin batería, tras el abandono de Colin Hanton, tocan en un café de moda, llamado Casbah, dirigido por Mona Best, una desenfrenada señora que tiene un hijo, Pete, apasionado por la música. Están a punto de nacer The Beatles. Están en el camino que era y es común a la historia de casi todos los grupos pop: el aprendizaje de un grupo de voluntariosos, pero aún inmaduros adolescentes. Con metódica aplicación, aprenden a tocar los instrumentos, aunque sin llegar a ser grandes solistas, y empiezan a adquirir la imagen de verdadero grupo: una asociación de personalidades totalmente diversas, conscientes de poderse expresar tanto colectiva como individualmente.

El proceso a través del cual los típicos adolescentes de provincia, Johnny and The Moondogs, se transformaron en los revolucionarios The Beatles recibe un importante empuje cuando Stu Sutcliffe se une al grupo en 1959. Nacido en 1940, Stu era un alumno muy popular en el Instituto de Arte frecuentado por John Lennon; entusiasmaba a todos con sus pinturas, pero, sobre todo, por su forma de vestir a base de tejanos estrechos y botas de punta, Lennon fue presentado a Sutcliffe por Bill Harry, un estudiante de diseño comercial. Precisamente era Harry el amigo que alentaba a Lennon en sus tentativas de escritura, impresionado por sus dotes con la prosa cómica y sarcástica. Stu Sutcliffe y Bill Harry le dieron a conocer escritores como Jack Kerouac y los poetas beat. Por su parte, John presentó a Stu al grupo. Después de haber vendido uno de sus cuadros, Stu decide comprarse un bajo y se convierte en miembro regular de la banda. Durante 1959, el grupo actúa con frecuencia en el Instituto de Arte, sin tener casi otros contratos. No eran instrumentistas particularmente buenos: Stu se esforzaba mucho pero sin grandes resultados; George era un guitarra solista técnicamente limitado, mientras que John y Paul se entendían a duras penas.

Tampoco habían encontrado un estilo que los distinguiera. Ya no tocaban skiffle, pero sus imitaciones de Chuck Berry o de Eddie Cochran no entusiasmaban. Pero a principios de 1960 encontraron a un batería: Allan Williams, dueño del bar Jacaranda, les presentó a Tommy Moore, un camionero de 36 años. Empiezan las pruebas y también la búsqueda de un nombre más apropiado, dado que Johnny and The Moondogs está pasando de moda. Stu Sutcliffe, bromeando, sugiere Beetles (que significa escarabajos), como imitación a The Crickets (grillos) de Buddy Holly. John lo modifica por Beatles, un juego de palabras que quería hacer referencia a la música beat. Allan Williams, que había sido de hecho el manager temporal, no acepta el nombre y propone un cambio por Long John & The Silver Beatles. John, lo rechaza y así queda sólo el nombre de Silver Beatles. Al mismo tiempo, Larry Parnes, el empresario británico más importante de la época, pide a Allan Williams que encuentre entre los grupos de Liverpool uno que pueda tocar como apoyo de sus estrellas, Billy Fury, Duffy Power y Vince Eager, para su gira por Gran Bretaña. A principios de 1960, Parnes va al Jacaranda a escuchar a algunos de los grupos de Williams. Al final les propone a The Silver Beatles una gira de dos semanas por Escocia con Johnny Gentle, por 18 libras cada uno a la semana. La experiencia es buena y el mismo cantante sugiere a Parnes que les haga un contrato fijo, pero Parnes no le hace caso, convencido de que los grupos de rock sólo traen desgracias. De vuelta a Liverpool, The Silver Beatles, sin el batería Tommy Moore, son contratados por Williams para sus fiestas, fiestas que acaban a menudo en riñas.
Pronto les llega la ocasión propicia: Allan Williams había encontrado trabajo para el grupo de rhythm & blues Derry and the Seniors en el Kaiserkeller Club de Hamburgo. Bruno Koschmider, el director del club, quería continuar como fuera con sus noches de baile, incluso con grupos de rock, y Williams, al no lograr convencer a Rory Storm and The Hurricanes ni a Gerry and The Pacemakers, le manda a The Beatles. El problema del batería se resuelve recuperando a Pete Best; la primera formación Beatles está lista. La banda que llega a Hamburgo en agosto de 1960 es un grupo inexperto, pero convencido de sus propios medios: tocando por horas cada noche para ganar experiencia, los verdaderos Beatles miran hacia el futuro. El contrato con el Indra Club en lugar de durar dos meses duró cuatro: The Beatles debían tocar cuatro horas y media cada noche de lunes a viernes, y seis horas los sábados y domingos. Se alojaban en una habitación que se hallaba en el interior de un cine, lo que reflejaba el estilo de vida marginal de la provocadora Hamburgo. En una época en que sus coetáneos británicos estaban intentando decidir qué carrera emprender, The Beatles se encontraban en un mundo nuevo. Sus primeras actuaciones fueron decepcionantes pero, obligados a ofrecer espectáculo, The Beatles empezaron a saltar y correr por el escenario, inventando canciones que sorprendían a la clientela y al que les había contratado.

Después de algún tiempo se trasladaron al Kaiserke Iler, otro club más importante de Kosch mider. Aquí The Beatles comparten el escenario con Rory Storm and The Hurricanes y su habilidad musical empieza a mejorar visiblemente. The Beatles hacen nuevos amigos, sobre todo Klaus Voormai y su chica, Astrid Kircherr, dos existencialistas con clase que, junto a otros, se convinieron en el primer séquito de fans del desenfrenado grupo británico. Precisamente Astrid fue la inventora del peinado Beatle, al cortarle el pelo a Stu, dejándolo sólo un flequillo sobre la frente. De inmediato, George adopta el mismo corte. Pero la aventura de Hamburgo acaba de forma caótica a finales de 1960. George Harrison tenía 17 años y no sólo no podía actua sino que ni siquiera podía estar én un club pasada la medianoche, y fue repatriado. Paul y Pete Best provocaron un pequeño incendio en su habitación, por lo que no se les renovó el permiso de trabajo. John y Stu les siguieron poco tiempo después y The Beatles, juntos, volvieron a actuar er los primeros meses de 1961 en el Cavern Club de Liverpool. En abril de 1961, The Beatles volvieron a Hamburgo para un breve y más rentable trabajo. Stu se da cuenta de que no ha avanzado nada en el estudio de bajo y abandona la formación. De su puesto de bajista se encarga Paul.

En junio de 1961, el grupo regresa a Liverpool y en cuentra una ciudad reanimada musicalmente, una ciudad que, justo en esa época, festeja la salida de su primera revista musical, Mersey Beat, dirigida por el amigo de John Lennon, Bill Harry. Beatles se convirtieron de golpe en el grupo puntero, original y excitante, de una gran tropa de rockers. En el escenario tienen una presencia inigualable, son autores de la mayor parte de su repertorio y proponen un look diferente. Un disco grabado en Alemania, acompañando al cantante Tony Sheridan, 'My Bonnie', llega a ser un pequeño éxito, pero sólo en la zona de Liverpool. La llegada de un verdadero manager, Brian Epstein, es la solución a los problemas de The Beatles. 'No habríamos llegado a nada sin él y él, sin nosotros, tampoco', fue el comentario de John Lennon sobre Brian Epstein, el manager de The Beatles y la única persona que puede reivindicar legítimamente el título de Beatle de honor. Nacido el 19 de septiembre de 1934, Epstein había crecido en una familia hebrea bien situada de Liverpool. Al finalizar sus estudios, el adolescente Brian empieza a dedicarse al negocio de muebles de la familia. Ante la sorpresa general, se revela como un vendedor nato, que logra convencer a los clientes que buscan un simple espejo para que se compren un comedor entero.
Pero la dicha de sus padres dura poco. En 1953, después de una época en el ejército, es considerado emotivamente inadaptado para el servicio militar y dos años más tarde Brian abandona para estudiar dramaturgia. Epstein muestra un carácter inestable, e inquieto por su homosexualidad, pero es un gran trabajador. En 1959, cuando las actividades de la familia crecen, Epstein pasa de los muebles al material eléctrico y después al enorme departamento discográfico de la cadena de negocios familiar conocida en esa época como NEMS. El 28 de octubre de 1961 un cliente, llamado Raymond Jones, pide un disco de Beatles, pero el almacén más fuerte de Liverpool no tiene ni una sola copia de 'My Bonnie'. Epstein hace de esto una cuestión de honor y decide preguntar al mismo grupo. Así, el 9 de noviembre de 1961, acude en persona a ver actuar a The Beatles en el Cavern Club. La impresión que le causaron fue increíble: con sus chaquetas de piel, The Beatles eran su fantasía hecha realidad. Fue un amor a primera vista.

Desde un principio la relación entre Epstein y The Beatles no fue la de manager-cliente: ellos eran la expresión de sus fantasías, así como su nuevo Ford Zodiac era la expresión de sí mismo. Aunque no conocía nada sobre el funcionamiento del mercado discográfico, Epstein se identificó con su nuevo papel como pocos managers supieron hacer y, en poco tiempo, impuso la norma de que sus discos se oyesen forzosamente en sus tiendas. Tras su primer encuentro, The Beatles se convirtieron en la obsesión de Epstein; estipuló un contrato con el grupo el 13 de diciembre de 1961, logrando que acudiera a Liverpool Mike Smith, de Decca, para escucharles. En este momento, crea un minucioso decálogo de normas y sugerencias que impondría rigurosamente a los muchachos durante toda su carrera artística. En aquella famosa audición, The Beatles cantaron una selección de clásicos entre los que se encontraban 'Till there was you' y 'The sheikh of Araby' pero solamente tres de sus propias canciones. Al mismo tiempo se enteran de su victoria en la encuesta realizada por Mersey Beat para elegir al mejor grupo de Liverpool. Finalmente, Decca rechaza a The Beatles, igual que Pye, Philips, Columbia y HMV.

Durante aquellos primeros meses de 1962, plagados de desilusiones, Epstein empieza a hacer cambios en la línea de The Beatles que serían fundamentales para su futuro éxito. Les exige puntualidad, logra que aparezcan en el escenario con soltura y cambia su look a base de tejanos estrechos y chaquetas de cuero. Todo esto sin desvirtuar la auténtica característica de su personalidad. En abril, John, Paul y Pete vuelan a Hamburgo (George tenía gripe, por lo que sólo pudo reunirse con ellos más tarde), para tocar en un nuevo local, el Star Club. Ese mismo día se enteran de que Stu Sutcliffe ha muerto a causa de un derrame cerebral. En medio de la consternación general, sólo John se muestra indiferente, pero en realidad la noticia es un duro golpe para él, que empieza a comportarse de una forma extravagante. Llega incluso a salir al escenario con una cadena de retrete colgada del cuello. Al mismo tiempo Epstein les pide que vuelvan rápidamente a Liverpool para una prueba con Parlophone, una filial de EMI. La prueba tiene lugar el 6 de junio de 1962. George Martin, el responsable, en seguida se puso de acuerdo con el grupo. No salió muy impresionado, pero sí convencido de sus posibilidades. Sólo había un problema: no creía que Pete Best fuera un batería capacitado. Le dijo a Epstein que si The Beatles querían tener un contrato, Pete Best no debía participar en el disco. Los muchachos no esperaron otra ocasión para deshacerse de Best, que nunca había llegado a integrarse en el grupo, pues no soportaba sus extravagancias. Además, desde hacía tiempo, George tenía preparado un sustituto, Ringo Starr, batería de Rory Storm. Epstein comunicó la noticia a Best y se desencadenó una especie de sublevación popular, con peticiones por parte de los fans de Best para que no fuese sustituido.
A pesar de ello, The Beatles consiguieron que se fuera y reclutaron a Ringo Starr. Ringo, que en realidad se llama Richard Starkey, nace el 7 de julio de 1940, con un mes de retraso. A los seis años sufre un ataque de apendicitis, que le derivaría en una peritonitis, por lo que tiene que permanecer hospitalizado un año entero. A los ocho años, cuando sus padres se separan, aún no ha aprendido a leer. A los quince, deja la escuela para trabajar como aprendiz de carpintero. Pero, en 1956, la música lo salva de un futuro incierto, cuando forma un grupo de skiffle. Después se une a Rory Storm y finalmente conoce a The Beatles en Alemania. El 11 de septiembre The Beatles entran en los estudios Abbey Road con el fin de grabar el primer disco para Parlophone. Graban dos temas, 'Love me do' y 'P.S. I love you'. El 26 de noviembre realizan el segundo single, otra composición original de la pareja, 'Please please me'. Pero antes de publicarlo el grupo vuelve a tocar durante dos semanas en el Star Club de Hamburgo. Epstein cierra un contrato editorial con Dick James, quien se las ingenia para que The Beatles aparezcan en la televisión, participando en el programa Thank you lucky stars, el 12 de febrero de 1963, con ocasión de la presentación mundial de 'Please please me'.

El impacto del grupo a través de la televisión es increíble y empiezan a llegar ofertas de todas partes: en febrero parten hacia una gira con Helen Shapiro; en marzo, con los americanos Tommy Roe y Chris Montez; después, en el mes de abril, vuelven a los estudios de grabación para completar su primer álbum, 'Please please me', y publicar el tercer single, 'From me to you', que va derecho a la cabeza de las listas de éxitos. En mayo, vuelven a realizar una gira, esta vez con Roy Orbison. 'Twist and shout', la cumbre de su actuación, provoca un griterío desenfrenado. A finales de agosto de 1963 se publica 'She loves you'. Él disco llega al número 1 en Gran Bretaña, permaneciendo durante 31 semanas en las listas de éxitos. En octubre, la prensa británica descubre a The Beatles y el fenómeno de la "Beatlemanía" se convierte en una obsesión nacional, alimentada por la publicación en noviembre del álbum 'With the Beatles' (que fue record de ventas) y en diciembre, del single 'I want to hold you hand'. Había pasado un año desde la tímida entrada en las listas de éxitos de 'Love me do' y The Beatles se habían convertido en lo más grande de la música pop británica y ya estaban preparados para la fama internacional. En enero de 1964, se encuentran en París para ofrecer el día 15 un concierto en el Olympia. No fue un gran éxito, la crítica se mostró indiferente, pero recibieron una noticia que los dejó maravillados: 'I want to hold your hand' había conseguido el número 1 en las listas de éxitos americanas. The Beatles habían logrado entrar USA.

Cuando tiene lugar el 'Beatles Christmas show' en el teatro Hammersmith Odeon de Londres en 1965, el embriagador éxito de los dos años anteriores no se ha debilitado. El mundo del arte, de la fotografía y de la moda, enlazado con el mundo pop, está floreciendo. Pero hay un hecho significativo, el pop británico, durante tanto tiempo pariente pobre del americano, está ahora en la situación contraria: cada artista con guitarra, una sonrisa y acento británico, a imitación de The Beatles, es recibido con los brazos abiertos al otro lado del Atlántico. A pesar de todas las funestas predicciones y de que los imitadores crecen como hongos, Beatles continúan imponiendo su ley. Los compromisos se multiplican y su música va madurando. Aunque la locura de los medios de comunicación por la Beatlemanía ha disminuido un poco, los Fab Four son objeto de curiosidad por parte del público. Esto se demuestra durante su gira europea de 1965. Para este público, Beatles representaban un aire nuevo y también una fuerza rebelde, además de educada y divertida. Ésta era también la imagen pública que The Beatles debían mantener por contrato. Pero la realidad era muy diferente: Cuanto más famosos nos hacíamos, más debíamos afrontar cosas irreales y más se esperaba que las hiciéramos (recordaría John años más tarde). Siempre nos encontrábamos al lado de la hija del jefe de policía o del hijo del alcalde, los muchachos más odiosos con los padres más odiosos.
Siempre eran estos tíos los que nos atrapaban entre sus brazos y no sabíamos qué hacer.'El 12 de junio de 1965 The Beatles fueron distinguidos con el título de Miembros del Imperio Británico. Esto armó un gran alboroto entre la nobleza, y muchos de ellos protestaron. Pero la Reina quería que fuese así, el pueblo quería que fuese así y también lo deseaba la balanza de pagos del Estado británico. La posición de The Beatles se refuerza durante los meses veraniegos. 'Help', la película, hace que se les considere como los nuevos hermanos Marx. 'Help!', él álbum, confirma la capacidad del grupo para elaborar discos con grandes canciones y no con dos singles de éxito rodeados de canciones de relleno. Además, el single 'Help' lleva al grupo por octava vez consecutiva hasta la primera posición de las listas de éxitos de Gran Bretaña y hasta la novena en Estados Unidos. El 13 de agosto, The Beatles parten para su tercera gira estadounidense. Una gira muy corta, 16 conciertos en diez ciudades, y muy intensa. Fueron históricos los conciertos en el Shea Stadium, frente a cincuenta y seis mil personas, y en el Hollywood Bowl, donde se registró el material del único álbum oficial en directo de Beatles. En dos semanas, más de trescientas mil personas los vieron actuar en directo y millones por televisión, sin contar a todos los que acudieron al cine a ver 'Help!'. Pero seguramente, Beatles preferían dedicarse al trabajo en estudio o a la esfera cinematográfica antes que extenuarse en continuas giras. Le estaban dando vueltas a una nueva película basada en la novela 'A kind of loving', proyecto que nunca se llegó a realizar.

'Rubber soul' sale a la venta a finales de 1965 como álbum navideño, coincidiendo con la gira británica. Los primeros meses del 66 están dedicados a preparar 'Revolver', y el único acontecimiento relevante es el estreno televisivo de 'Beatles at Shea Stadium'. Los meses de verano, sin embargo, se presentan incandescentes: dos trepidantes semanas de gira por Alemania y Extremo Oriente, la publicación de 'Revolver' y después una gira de tres semanas de duración visitando 14 ciudades de los Estados Unidos. Durante la gira por Oriente, The Beatles tuvieron una experiencia particularmente desagradable en Filipinas: la mujer del presidente afirmó que los cuatro muchachos de Liverpool habían rechazado una invitación a palacio, y por este acto de descortesía la policía de Manila dio una lección a los jóvenes a base de palos. También la gira por Estados Unidos se desarrolla bajo el signo de la violencia: es famoso el episodio de la quema de discos y fotografías de Beatles, organizada por los habitantes más conservadores del Sur de los Estados Unidos. La ira de esta devota comunidad (muchos pertenecían al Ku Klux Klan) se desencadena por unas declaraciones de John Lennon al Evening Standard. John había dicho: Beatles ya son más famosos que Jesucristo. La locura alrededor del grupo continúa creciendo de una forma desmesurada, pero si, por una parte, tiene muchos aspectos positivos (el sueño se había realizado definitivamente), por otra, tiene muchos aspectos negativos: los conciertos ya no duran más de treinta minutos y se ven sumergidos desde el inicio hasta el final en un continuo griterío frenético.
Además, la vida privada de los cuatro se ve seriamente amenazada. Se llega a pensar en una separación de The Beatles, cuando cada uno de ellos decide dedicarse á proyectos personales. John Lennon hace el papel de soldado en 'Cómo gané la guerra', película dirigida por Richard Lester,' y rodada en España y Alemania; Paul se va de vacaciones a África, compone la banda sonora de la película de Roy Boultin 'The family way' y comienza a producir a Peter and Gordon y a Cliff Bennett; George desaparece en la India durante dos meses, dedicándose a estudiar el sitar con Ravi Shankar y a profundizar su interés por el misticismo hindú; Ringo se dedica a la familia volcándose en su vida privada, junto a su mujer Maureen y su pequeño Zak. Al mismo tiempo, empiezan a circular noticias sobre una inminente disolución del grupo, que parecen confirmarse cuando en la Navidad de 1966 The Beatles faltan a su tradicional cita con el público. Sin embargo, desde noviembre estaban reunidos en el estudio de grabación y habían firmado un nuevo y ventajoso contrato con la potente EMI. Para celebrarlo publican un single que en una cara tiene 'Penny lane' y en la otra 'Strawberry fields forever'. Las dos canciones debían formar parte del nuevo álbum, pero cuando en junio de 1967 se publica 'Sgt. Pepper's lonely hearts club band', de ellas sólo queda un lejano rastro. De cualquier manera, el álbum es estremecedor, con cimas insuperables como 'A day in the life'.

El espíritu surrealista y psicodélico, resultado de la experiencia con drogas alucinógenas, está completamente sintonizado con la naturaleza de los tiempos. De nuevo The Beatles miran por encima del hombro al resto del mundo del rock y su posición se enfatiza desmesuradamente con su aparición, a finales de junio, en Our world, programa emitido en directo vía satélite: cuatrocientos millones de telespectadores de 24 países ven cómo graban su nuevo single, 'All you need is love'. Un aire místico los unifica; por iniciativa de Pattie, la mujer de George, los cuatro participan en la conferencia del yogui Maharishi Mahesh en el hotel Hilton de Londres. El mismo Maharishi los invita a participar en su seminario de meditación que se celebra en la universidad de Bangor, a donde acudieron entre clamores publicitarios. El 27 de agosto, segundo día de su estancia en la India, reciben la noticia de la muerte de Brian Epstein por sobredosis en su apartamento de Londres. Más tarde, John declararía: 'La muerte de Brian nos trastornó. Paul perdió el control entonces. Fue en ese momento cuando empezó nuestra disolución y no después'. Fundan el imperio Apple, un proyecto que deseaba Paul, quien debía preocuparse de la organización en todos los campos artísticos y de la gestión de diversos estudios de mercado, ligados a la imagen de Beatles. El nombre estaba inspirado en un cuadro de Magritte y la sede se ubicó en un palacio del siglo XVIII en una esquina de Baker Street, en Londres. Sin embargo, el primer lanzamiento, tras la muerte de Epstein, fue juzgado, más que como un error comercial, como un error artístico.
El lanzamiento de 'Magical Mistery Tour', canción escrita en un principio para el álbum 'Sgt. Pepper', se retrasó hasta llegar a convertirse en un nuevo álbum y en la base de una pelicula. Parcialmente inspirada en una idéntica experiencia americana, la idea era la de montar a The Beatles, a los amigos, a sus caprichos y al equipo cinematográfico en un autobus y recorrer Gran Bretaña, rodando un minimo de secuencias preprogramadas y, principalmente, cualquier cosa que sucediera por el camino. Lo que ocurrió, sin embargo, no fue del todo mágico: desde un principio, la comitiva fue asediada por los periodistas, los enviados de televisión y los fans, el ambiente estaba tenso y la organización hecha pedazos. Cuando el trabajo, ya elaborado, fue transmitido por televisión, en blanco y negro, el 26 de diciembre de 1967, los críticos lo rechazaron abiertamente e incluso los fans más incondicionales manifestaron su contrariedad. Tanto es así que se abandona el proyecto de exportar la película a los Estados Unidos. El doble álbum de la banda sonora llegó, de todas maneras, al segundo puesto de las listas de éxitos británicas y el single, titulado 'Hello goodbye', se mantuvo en el primer puesto a lo largo de siete semanas. A principios de 1968, el imperio Apple empieza a funcionar y The Beatles vuelven a meditar con el Maharishi, pero esta vez por poco tiempo.

El alejamiento del Maharishi fue el único gesto de unión del grupo. Apple, más que unirlos, contribuyó a separarlos. Ringo prefería dedicarse a su carrera cinematográfica participando en 'Candy' y 'The magic Christian'. Paul desarrollaba su trabajo de productor para Apple con descubrimientos como Mary Hopkins ('Those were the days' fue número 1) o la Black Dyke Milis Brass Band. George Harrison, además de producir a Jackie Lomax, cultivaba sus intereses esotéricos trabajando con el Radha Krishna Temple, y presentando álbumes como la banda sonora 'Wonderwall music' y 'Electronic sound'. Y Apple, que tenía como responsable a Pete Asher (futuro productor de Linda Ronstadt), tenía en catálogo a jóvenes promesas como James Taylor y Billy Preston. El único de los cuatro Beatles que permanecía improductivo era John Lennon: vivía con Yoko Ono, a quien había conocido a finales de 1966, y había entrado en un mundo vanguardista, de música experimental, totalmente anticomercial, y de militancia política. Por esa época, y durante varios años, se dirá que Yoko Ono lo había secuestrado y que ella era la culpable del distanciamiento de Beatles. A posteriori, se reconoció que la aparición de Yoko Ono en la vida de John sólo había acelerado el declive. EI doble álbum 'The Beatles', más conocido como el disco blanco, grabado en cinco meses durante 1968, no hace más que poner de manifiesto lo que ya se sospechaba desde hacía tiempo: la colaboración Lennon-McCartney sólo existe en la firma.
La moral del grupo estaba tan baja durante las grabaciones que Ringo se marchó por una semana. El 2 de enero de 1969, The Beatles se vuelven a encontrar en un estudio para trabajar en un disco y en la idea de una nueva película. El proyecto era dar un concierto frente a 1.500 personas y filmar tanto las pruebas como la actuación. El trabajo, que se debía llamar 'Get back', tenía que atenerse, según los deseos de Paul, a un rígido horario. Pero la atmósfera de las pruebas y de las grabaciones es realmente tensa: George abandona el trabajo durante nueve días y la idea de un espectáculo en vivo queda totalmente descartada. Así, las grabaciones pasan del gran estudio de Twickenham al ambiente más íntimo de los sótanos de Apple, culminando en la famosa exhibición sobre el tejado. Los rollos de película y las cintas de las grabaciones permanecieron intactas, guardadas en un cajón, durante unos cuantos meses, hasta que a principios de 1970 terminan la película para poder estrenarse en cine y el álbum se completa con cintas ya grabadas y con algunas nuevas grabaciones de guitarra, instrumentos de viento y coros, bajo la dirección de Phil Spector. Es significativo, y simbólico, el hecho de que finalmente The Beatles optaran por titularlo 'Let it be' (Déjalo estar), en lugar del más optimista 'Get back'.

Desde el 13 de septiembre de 1969, fecha en que terminaron la grabación de 'Abbey road', The Beatles prácticamente no existen. Aunque la última publicación de The Beatles fue 'Let it be', la última grabación que realizaron fue la de 'Abbey road'. Grabado entre julio y septiembre de 1969, McCartney concibió 'Abbey road' como la última tentativa de hacer un álbum con el productor George Martin de la manera que acostumbrában a hacerlo. Musicalmente es un epitafio adecuado para The Beatles. Una semana antes de su publicación, John dijo al resto del grupo que se marchaba, pero la noticia no se anunció oficialmente: Allen Klein, el nuevo guía de Apple, estaba buscando la manera de volver a alzar lo que se había derrumbado. Fue McCartney el que lo anunció, cuando en 1970 publica su primer álbum en solitario, 'McCartney', e inicia un proceso con el fin de romper su asociación con los otros tres miembros del grupo. En la primavera de 1971, se disuelve la sociedad Beatles & Co. Apple se mantiene viva, publicando los trabajos como solistas de Beatles hasta su total desaparición, cuando fue puesta a la venta en pública subasta en 1976.
Copyright © 2013 by "Erlantz-Bikendi"  ·  All Rights reserved  ·  E-Mail: erlantzbike@gmail.com