GENESIS

Genesis

BIOGRAFIA

Formados en 1966 en Godalming, Inglaterra
ESTILOS: Art Rock, Contemporary Pop-Rock, Prog-Rock, Adult Contemporary, Album Rock, Soft Rock
MIEMBROS: Anthony Phillips, Chris Stewart, John Mayhew, John Silver, Mike Rutherford, Peter Gabriel, Phil Collins, Ray Wilson, Steve Hackett, Tony Banks
Genesis, uno de los grupos más populares de la historia del rock, nacieron de la fusión de dos bandas juveniles formadas hacia la mitad de los años sesenta en la Ghartherhouse Public School de Godalming, Surrey. Después de un festival de fin de curso en el verano de 1966, el cantante de Garden Wall, Peter Gabriel (nacido el 13 de febrero de 1950), junto al pianista Tony Banks (nacido el 27 de marzo de 1950) y al batería Chris Stewart, se unieron al guitarra solista Anthony Phillips y al guitarra rítmica de Anon, Mike Rutherford (nacido el 2 de octubre de 1950). Trabajando en un estudio de grabación rudimentario, el quinteto elaboró una cinta con cinco temas destinados a terminar en las manos de Jonathan King, uno de los hombres del equipo artístico de Decca. King quedó tan impresionado que les financió otras grabaciones y preparó un contrato discográfico para el grupo. En febrero de 1968 Decca publicó el primer single de Genesis, 'The silent sun', tierno motivo acústico firmado por Banks y Gabriel, seguido en mayo por 'A winter's tale'. Aunque ninguno de los dos tuvo éxito, King les concedió la oportunidad de publicar un álbum. 'From Genesis to revelation' apareció en 1968, con John Silver a la batería en el puesto de Stewart. El escaso interés suscitado por el disco indujo a Tony Banks a proseguir sus estudios, en la Universidad de Sussex, y Rutherford regresó al Farnborough Technical College, pero el grupo se mantuvo en contacto durante las vacaciones para arreglar y dar forma definitiva a las canciones escritas individualmente por cada uno de sus componentes.

En 1969 enviaron otras cintas a los productores, pero fueron rechazadas. Silver dejó la formación y el resto de sus componentes, invitados por un ex compañero de escuela, Richard MacPhail, a una casa de campo de Dorking, empezaron a componer el material destinado a formar el siguiente álbum 'Trespass'. Tras el ingreso de John Mayhew como batería, Genesis ofreció sus primeros conciertos. Durante una serie de actuaciones en el Ronnie Scott's de Londres el grupo fue descubierto por el jefe de la nueva compañía Charisma, Tony Stratton-Smith, que los contrató inmediatamente. 'Trespass', publicado en octubre de 1970, está compuesto de canciones tranquilas y acústicas, pero que no ocultan una huella de miedo y dolor en la voz de Gabriel. 'White mountain', 'Stagnation' y The Knife' definen con precisión la nueva imagen musical de Cenesis. Al término de las grabaciones, insatisfecho por su desenlace, Anthony Phillips abandonó el grupo, seguido al poco tiempo por Mayhew. El nuevo batería fue Phil Collins (nacido el 30 de enero de 1951) un joven actor que ya había tocado en un grupo llamado Flaming Youth. Mientras tanto, 'Trespass' no consiguió entrar en las listas de éxitos. Genesis prosiguió como cuarteto durante un breve período. Despues, en diciembre de 1970, Steve Hackett (12 de febrero de 1950) se unió al grupo, tras ser decubierto por Peter Gabriel en los anuncios de la revista Melody Maker como guitarrista en busca de trabajo.

En esta época Genesis desarrolló sus ideas en conciertos, con Gabriel como showman capaz de improvisar, entre tema y tema, narraciones surrealistas y actuaciones mímicas. En 1971, Charisma organizó una gira para promover a los tres grupos punteros de la compañía (Genesis, Van der Graaf Generator y Lindisfarne), gira que Genesis prosiguieron en solitario. 'Nursery cryme' irrumpió como un rayo en las tiendas en noviembre. Con este disco Genesis empezaron a mostrar su nostalgia surrealista por una vieja Inglaterra que quizá jamás existió, un sentimiento idílico, pero tambien una insidiosa desilusión, que se corvirtió en una de sus marcas de fábrica. 'The musical box' se transforma en una macabra historia de fantasmas vengativos, con la voz de Gabriel Iogrando trascender el texto de la canción para alcanzar tonos cada vez más desesperados y evocadores; 'The return of the giant Hogweed' es un largo tema en base a teclados, y 'The Fountain of Salmacis' tiene una gran potencia claramente melodramática. Las tres composiciones forman la espina dorsal de un álbum que contribuyó a consolidar la reputación de la banda en Europa, particularmente en Italia, Francia y Bélgica, donde Genesis actuaba con frecuencia. En el Lincoln Festival de mayo de 1972, el grupo inauguró el concierto con el entonces inédito 'Watcher of the skies', destinado a seguir siendo por mucho tiempo el tema de apertura de cada show de Genesis, así como 'The knife', el número más fuertemente rock, era el tema de despedida.
Gabriel demostraba todo su talento de showman: con el rostro caracterizado y el cuerpo ceñido por una malla negra, recitaba las letras de las canciones o las acompañaba con alguna nota de flauta. En seguida llegaría la cabeza de zorra, el rojo vestido femenino y todo un guardarropa de extravagantes disfraces para subrayar teatralmente sus interpretaciones. 'Supper's ready', una suite compuesta por siete canciones, de veintitrés minutos de duración y que ocupa (junto a la breve y acústica 'Horizons') toda una cara de su álbum de 1972, 'Foxtrot', transformó definitivamente a Genesis en un grupo consagrado. Se trata de una extraordinaria página musical, interpretada a través de una secuencia de cambios de tiempo y de atmósfera, que asume el aspecto de un viaje espiritual y evoca figuras bíblicas y mitológicas. 'Supper's ready' se convirtió no sólo en la composición más famosa de Genesis, sino también en una piedra angular que los fans seguirán solicitándoles en los conciertos de años posteriores. 'Foxtrot' incluye también 'Watcher of the skies', 'Get'em out by friday' y una apasionada porción de la mitología inglesa en 'Canutility and the coastliners'; es el primer álbum de Genesis que irrumpió en las primeras posiciones de las listas de éxitos inglesas. Los conciertos ofrecidos en Gran Bretaña en febrero de 1973 iniciaron la época dorada de Genesis y su reconocimiento como los autores del show visual más elaborado visto hasta entonces en un escenario. Aunque las luces, la proyección de diapositivas, los humos, los relámpagos y los truenos eran impresionantes, la presencia de Gabriel era el eje del espectáculo.

Peter transforma los conciertos en pasarelas de caracteres sugerentes, surreales, amenazadores: un fantasma, la zorra, un viejo, una flor. Genesis conquistaron una reputación de británicos excéntircos, un status aceptado y admirado en su patria pero no en Estados Unidos, donde la gira de primavera de 1973 fue acogida con un tímido entusiasmo. Después de la publicación de 'Genesis live', acaecida en el mes de julio, Genesis regresaron a los estudios para la grabación de 'Selling England by the pound'. Se trata de su disco más pastoral, lleno de simbologías; de la personificación de Bretaña (gracias a un disfraz de Gabriel, cuando interpreta 'Dancing with the moonlit knight') al Támesis, de Londres a los shakesperianos Romeo y Julieta. 'Firth of fifth', con el solo de guitarra de Hackett que estimula un río de emociones, es una estupenda elegía; 'The cinema show' se desarrolla con una genial instrumentación de Banks, Rutherford y Collins; y 'The battle of Epping forest' es un lírico tour de force para el protagonismo de Gabriel. El álbum alcanzó el tercer puesto en las listas inglesas en otoño de 1973, y 'I know what I like (in your wardrobe)', enriquecido por los sintetizadores de Banks, se convirtió en el primer single de éxito para el grupo: llegó al puesto veintiuno en las listas del programa Top of the pops. Tony Stratton-Smith cedió su puesto como manager del grupo a Tony Smith, un empresario de conciertos, y Genesis capitalizaron el éxito de los álbumes con una serie de prestigiosos espectáculos en el Rainbow y en el Drury Lane Theatre de Londres, y a través de Estados Unidos, donde fueron promocionados de manera más superficial.

A pesar de su popularidad como banda en directo los costes de sus extravagantes espectáculos los pusieron en una mala situación económica. En medio de crecientes problemas internos, durante el lento verano y en otoño de 1974 Genesis gestaron el histórico, monumental 'The lamb lies down on Broadway'. Un disco doble, menos accesible que los anteriores trabajos, 'The lamb' narra la historia de Rael, un gamberrillo puertorriqueño dedicado a pintar graffitis sobre muros del metro de Nueva York. Rael, milagrosamente transportado por un laberíntico mundo subterráneo, encuentra las almas perdidas conocidas como 'The Carpet Crawlers', 'Lilywhite Lilith', la codiciosa mujer-serpiente 'The Lamia' y el leproso 'Slipperman'. Cuando Rael se acerca al final de su atormentado viaje tiene la posibilidad de redimirse, renunciando a sus pasados delitos para salvar la vida de su hermano que se está ahogando, o bien para salvarse a sí mismo. Con un acto de coraje, Rael escoge el gesto humanitario y salva a su hermano, pero sólo para descubrir que el cuerpo que ha salvado de las aguas no es otro que el suyo. Banks, Rutherford, Collins y Hackett son los autores de la mayor parte de la música, con aportaciones de Brian Eno, y Gabriel del argumento y de la mayor parte de las letras del álbum. Pero música y letras se completan perfectamente en el disco más experimental (y menos inglés) de Genesis.
Del lánguido, pero sórdido, panorama de las calles de Nueva York descrito en la canción que le da título, a través del feroz rock de 'Back in New York city', el erotismo irónico de 'Counting out time', los entramados sonoros de 'The waiting room' y el seductor relampagueo de 'The Lamia' y 'The silent sorrow in emty boats' hasta la conciencia explosiva de 'It', Genesis no aflojan ni un momento la fuerza y el ritmo. El disco resulta su proyecto más ambicioso, su más rico, y cinematográfico, trabajo rock. La representación visual era impresionante, con un amplio uso de diapositivas y con Peter Gabriel personalizando a Rael con tejanos y chaqueta de cuero, utilizando un número increíble de elementos para personificar los diferentes personajes de la representación. El resentimiento del resto de los miembros de la banda hacia el papel adquirido por Gabriel dentro del grupo amenazaba con terminar en ruptura; pero el cantante ya había decidido abandonar Genesis antes de finalizar la gira mundial. Gabriel se sentía limitado por la formación de la banda, y, como declaró en una carta abierta a la prensa musical, necesitaba reencontrarse a nivel personal. En 1975 Gabriel abandonó el grupo, emprendiendo su carrera en solitario. La noticia sacudió a los fans, pero no al grupo, que prosiguió como si nada hubiese ocurrido. El batería, Phil Collins, ocupó el papel de cantante y de líder, y Bill Bruford, batería de Yes y King Crimson, se les unió para echar una mano en las percusiones.

La voz de Collins se parece a la de Gabriel, aunque quizás sea más tierna y aguda, y también su calidad de showman compensaba, en directo, la deserción del cantante. La tarea de redacción de las letras se repartió entre los cuatro componentes, y en febrero de 1976 apareció 'A trick of the tail', álbum soñador y tierno, interrumpido por el rompedor 'Squonk' y por el arrasador ataque de Los Endos. A nivel instrumental el disco se afirma como su mejor trabajo, gracias también a la brillante producción de David Hentschel, y se vendió más que ningún otro álbum anterior. Una gira por Norteamérica y Europa, finalizada con cinco noches en el Hammersmith Odeon de Londres en junio, estableció nuevos records de ingresos para la banda. Aún mejor que 'A trick of the tail' es 'Wind and wuthering', (diciembre de 1976). Si 'Trespass' era el disco más invernal de Genesis, 'Wind and wuthering' es su álbum más otoñal. El tema más significativo de la segunda cara, el visceral y diáfano instrumental 'Unquiet slumbers of the sleepers... in that quiet earth' toma su título de las últimas palabras de Cumbres borrascosas; la atmósfera intensamente romántica evoca y condensa todo el espíritu del disco, que incluye un capítulo de la historia escocesa con 'The eleventh earl of Mar' y la dramática 'All in a mouse's night'. Nuevamente Genesis hablaban de la búsqueda de un mesías (en 'One for the vine'), y realizaban una de sus más bellas canciones de amor con 'Afterglow', en la que Phil Collins demostró sus excelentes dotes vocales.

Con Chester Thompson, proveniente de la banda de Frank Zappa, a la batería, en sustitución de Bruford como miembro permanente del grupo para los conciertos, Genesis emprendieron una gira mundial de seis meses a comienzos de 1977. Los datos más significativos de la gira son la seguridad alcanzada por Collins en el doble papel de cantante-batería y el despliegue de efectos láser, usados de manera especial para subrayar las atmósferas de 'Supper's ready' y de 'Los Endos'. Las reglas democráticas que inspiran las decisiones del grupo sobre el material a publicar frustraron, a la larga, a Steve Hackett, ya en parcial desacuerdo con sus compañeros en la publicación de 'Wind and wuthering'; el guitarrista abandonó la aventura Genesis en julio de 1977. Su aventura en solitario ya había empezado en 1975, con un buen álbum, 'Voyage of the acolyte', en el que habían participado también Collins y Rutherford. EI álbum directo publicado en 1977, el doble 'Seconds out' comprende material de los últimos discos de estudio con Hackett. En abril de 1978 se publicó 'And then there were three', un título elocuente que expresar la intención del grupo de continuar como trío. Rutherford interpretó todos los fragmentos de guitara, y para los conciertos contrataron al guitarrista americano Daryl Stuermer. Las ventas del disco superaron incluso las de 'A trick of the tail', y del álbum se extrajeron dos excelentes singles: 'Follow you, follow me', y 'Many too many'.
Pero los comentarios críticos sobre el álbum fueron muy duros, y 'And then there were three' pasó a la historia como el peor trabajo de Genesis, el más comercial, el menos conceptual, compuesto por canciones frecuentemente débiles e insípidas comparadas con las sugestivas baladas del pasado. Solamente 'Deep in the motherlode', dedicada los años pioneros de la vieja América, y 'Burning rope' alcanzan una cierta densidad ambiental. Las canciones que forman el esqueleto de los conciertos ya no constituían un acontecimiento, y Genesis se transformaron enn una banda de tonos demasiado blandos, para un público amplio pero poco crítico y de gustos no particularmente exigentes. El álbum de 1980, 'Duke', fue un buen paso adelante respecto al anterior. Rutherford había ganado confianza e incisividad a la guitarra y Collins estaba en su mejor momento, con una electricidad vocal que le permitía pasar de la melancólica 'Heathaze' a la divertida 'Turn it on again', que entra en el Top Ten inglés como nuevo single del grupo. 'Duke's travels' y 'Duke's end', unidas forman una ambiciosa pero eficaz minisinfonía firmada por Tony Banks. El siguiente disco, 'Abacab', de 1981, regaló al grupo otro éxito (el single que da título al álbum), y mostraba a unos Genesis en versión relajada, aunque todavía capaces de asestar un golpe potente. A 'Abacab' le siguió un álbum semidirecto, el doble 'Three sides live', fechado en 1982.

Cada uno de los tres miembros supervivientes emprendió carreras en solitario, para desfogar en discos propios las veleidades que la armonía del conjunto tendía a reprimir. Así fue como Phil Collins se transformó en una estrella con el éxito colosal de dos discos, 'Face value' (que contiene la popularísima 'In the air tonight'), de 1981, y 'Helio I must be going', de 1982. Su interés por el jazz y el funk, que ya había encontrado expresión en la producción de Brand X, y el dinamismo de sus composiciones llevaron a ambos álbumes a las listas. En 1983 su versión de 'You can't hurry love', pieza de The Supremes incluida en su segundo álbum, alcanzó el primer puesto de los singles ingleses en los primeros meses de 1983. En los últimos meses de 1982 y a comienzos de 1983, los miembros originales de Genesis, incluido Peter Gabriel, se volvieron a encontrar en un nostálgico concierto de reunión (y en una ocasión posterior recibieron el Premio Ivor Novello por su aportación al desarrollo y la difusión de la música británica), pero se trató sólo de un episodio aislado. Genesis han publicado poco material en los ochenta; los componentes del grupo se hallan ocupados en sus empresas en solitario. El decimoquinto capítulo de la saga Genesis, titulado simplemente 'Genesis', apareció en otoño de 1983, y demuestra que aún tienen algo que decir. 'Genesis' sustituye el característico sonido del grupo por unos arreglos más esenciales, con la voz de Collins como protagonista (aunque en la selección también está presente un tema instrumental, 'Second home by the sea').
'Mama' es el single extraído del álbum. Para satisfacer las demandas de los fans más nostálgicos, Charisma editó 'Rock theatre', un disco en directo grabado en 1972 y 1973, obviamente aún con Gabriel y Hackett, y ya disponible en Gran Bretaña desde el momento de la separación del cantante, como octavo álbum oficial del grupo. 'Rock theatre' ofrece lo mejor del repertorio de los primeros años de Genesis; desde la suite 'Supper's ready' a los clásicos 'I know what I like (in your wardrobe)', 'Watcher of the skies', 'The fountain of Salmacis'. Pero Genesis es cada vez más un conjunto de solistas que un grupo verdadero: la intensidad con que cada uno de ellos persigue proyectos individuales lo demuestra; en particular Phil Collins, el cual en 1985 firmó su tercer álbum, titulado 'No jacket required', del que se extrajeron los famosos 'Sussudio' y 'One more night'. Collins también se ha convertido en autor de temas para películas ('Against all odds', para la película homónima y 'Separate lives', un dúo con Marilyn Martin para 'Noches de sol'), y participó en el 'Live Aid'; primero en Londres, solo y a dúo con Sting, y después, en el acto de clausura, en Los Angeles. También ha colaborado con Philip Bailey (logrando un número 1 con 'Easy lover'), con Eric Clapton, Tears for Fears y un largo e impresionante etcétera. También Rutherford, Banks y Hackett continuaron sus carreras en solitario. Pero, volviendo a Genesis, en 1986 publicaron un nuevo disco, el controvertido 'Invisible touch', álbum que recibió una buena acogida por parte del público pero malas críticas, al ser comparado con el álbum, más estimulante, de Peter Gabriel, 'So', publicado en la misma época.

'Invisible touch', a pesar de contener un par de temas que tuvieron éxito como singles, 'Invisible touch' y 'Tonight, tonight, tonight', se reveló como un disco rutinario, que estuvo promocionado por una gira mundial que demostró la habilidad profesional de los tres músicos, apoyados por un extraordinario empleo de medios técnicos. Y, en particular, por un sofisticadísimo equipo de luces. En 1989, Phil Collins editó un nuevo álbum, 'But seriously', e inició una larga gira en solitario. El destino de la formación, una de las más populares de toda la historia del rock, es una incógnita al final de los años ochenta: no se sabe hasta cuándo los tres supervivientes de Genesis estarán motivados para mantener en pie la gloriosa formación o para llevar a cabo proyectos individuales. Tony Banks es el menos prolífico. En 1979 publicó un álbum, 'A curious feeling', interesante pero no memorable y en 1989 creó su propia banda, Bank Statement. Mike Rutherford, después de publicar en 1980 'Small Creep's day', creó en 1985 en grupo pop Mike & The Mechanics, en el que participan el cantante Paul Carrack y el batería Peter Van Hooke (con dos álbumes en su haber: el primero, homónimo, en 1985 y el segundo, 'Living years', en 1989). El más prolífico es, sin duda, el desertor Hackett, que desde 1975, año de 'Voyage of the acolyte', ha desarrollado una carrera relativamente oscura como instrumentista rock: en 1978 editó 'Please don't touch', en 1979 'Spectral mornings', en 1980 'Defector', en 1981 'Cured', en 1983 'Highly strung', en 1984 'Bay of kings, próximo al sonido 'New age', y 'Till we have face'. En 1986 Hackett se asoció con el ex Yes Steve Howe, con quien grabó un álbum. Pero en 1989 Hacket volvió a empuñar su guitarra solista para firmar 'Momentum', disco bañado de virtuosismo pero muy alejado de la gloria de las grabaciones realizadas con Genesis. El polifacético Phil Collins, tras haberse acercado al cine como autor de temas para películas, ha descubierto también su vocación de actor, apareciendo como protagonista de la película 'Buster', de 1988, de cuya banda sonora es autor.